Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Ciclismo

Etiquetas:   Ciclismo / Vuelta al País Vasco 2010   -   Sección:   Ciclismo

Para comenzar, Óscar Freire

El cántabro aguantó las cinco ascensiones y se anotó el triunfo
Redacción
lunes, 5 de abril de 2010, 16:48 h (CET)
(Tras la reclamación de Alejandro Valverde, los jueces relegan a Freire a la segunda plaza, siendo el triunfo para el murciano del Caisse d´Epargne. Para más información, visiten la sección de ciclismo).

Óscar Freire, del Rabobank, mostró, una vez más, su amplia gama de victorias con el triunfo conseguido hoy en la primera etapa de la Vuelta al País Vasco. El reciente ganador de la Milán-San Remo superó todas las dificultades montañosas del día, cinco en total, y batió al sprint, no sin polémica, a Alejandro Valverde, del Caisse d´Epargne. El peor parado fue Samuel Sánchez, del Euskaltel-Euskadi, que se dejó 1:39.

Álvaro Calleja / Siglo XXI
Le da igual el terreno, pues puede con los mejores de cada especialidad si encuentra respuesta en sus piernas. Le da igual no tener equipo cuando necesita vencer a aquellos que tienen todo compañero que deseen a su disposición. Pero hay algo que no le da igual, el escenario y los derrotados. Él es como esos jamones que sólo se sacan a la mesa en las grandes ocasiones, en las grandes citas. Él es Óscar Freire, un velocista que no conoce de especialidades pero sí de guardar platos de ese jamón para sacarlo en las carreras más importantes del mundo.

Él es un chico cántabro, de Torrelavega, de 34 años, que emigró para conocer personas que valorasen, admirasen, su trabajo como casi nadie lo hacía en su país, que encontró en el Mapei y en el Rabobank su sitio, que no necesita ninguna tabla jamonera para apoyarse, que lo hace sobre una bicicleta con la que vuela al cielo en busca de cualquier objetivo que se proponga. Con la que voló para conquistar tres mundiales oficiales, esos que se disputan tras la Vuelta a España, y tres oficiosos, los que comienzan en Milán y finalizan en San Remo.

Óscar Freire es de ese tipo de corredores que no tienen por qué sólo luchar por la victoria en su terreno. Como demostró en Zierbena, una pequeña localidad portuaria a 19 kilómetros de Bilbao en la que nació el ex-ciclista José Antonio Momeñe, ante otro que también entra en ese grupo de valientes, ante Alejandro Valverde, el murciano que levantó el brazo para quejarse de que el pequeño Freire le había encerrado contra las vallas, el murciano que vuelve a responder en la carretera a aquellos que le quieren alejar de ella. El líder del Caisse d´Epargne, segundo tras el misil de naranja, probó de la medicina de los sprinters, la de encerrar sin que lo parezca, la de volar por los aires las opciones de todo aquel que se atreva a ir más rápido que ellos y que parta desde atrás.

Valverde no pudo ganar pero sí eliminó a uno de sus rivales más importantes, a un asturiano de un equipo vasco que perdió un minuto y 39 segundos y, de esta forma, gran parte de la victoria final, del triunfo en la general de una Vuelta al País Vasco que presentó en su primera etapa un recorrido de 152 kilómetros. Un recorrido que guardaba cinco ascensiones para probar las fuerzas de los favoritos.

Favoritos como Samuel, que perdió ese apodo, y como Valverde o Joaquim Rodríguez, que colocaron principales por delante. Ambos demostraron el gran momento de forma que atraviesan y formaron parte de un grupo de ocho corredores que fueron cabeza de carrera durante la parte final de la jornada. Beñat Intxausti, como representante de la escuadra naranja, Robert Gesink, del Rabobank, Frank Schleck, del Saxo Bank, Christophe Le Mével, de la Française des Jeux, Jurgen Van den Broeck, del Omega, y un activo Chris Horner, del Radioshack, eran el resto de los componentes.

Grupo que fue cazado a menos de tres kilómetros para la meta por otro más amplio, uno en el que estaba Óscar Freire, el posterior vencedor, y uno en el que ya no estaban los protagonistas de la fuga del día. Esa aventura de un ruso del Katusha, Serguei Klimov, un canadiense del Garmin, Christian Meier, un gallego del Xacobeo, Gonzalo Rabuñal, y un andaluz del Andalucía, Sergio Carrasco, que se fue desmenuzando hasta desaparecer a los pies del Alto de Las Calizas, de segunda categoría.

Noticias relacionadas

Chris Froome celebra su primera Vuelta en la despedida a Contador

El británico consigue el 'doblete' tras su cuarta conquista del Tour de Francia

Los Machucos hacen sufrir a Froome y acercan a Contador al podio

Contador quedó segundo en la etapa

Majka vence en la Sierra de la Pandera y Froome entra con Nibali

López sorprende en Calar Alto y Froome refuerza su liderato

López se lanzó a la meta en solitario

Contador llevará el dorsal número 1 en su última Vuelta a España

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris