Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Así se empieza. La semilla de la discordia

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 5 de abril de 2010, 09:12 h (CET)
Sabíamos que, un día u otro iba a suceder, pero lo que no nos podíamos imaginar es que se produjera tan pronto y de la forma en la que se ha llevado a cabo. Ha sido la primera advertencia seria de lo que puede ocurrir en España si, el Gobierno, no toma medidas contra este tipo de inmigración que, en lugar de acogerse a la cultura que los admite, pretende imponer la suya al resto de ciudadanos de la nación que los ha recibido en su seno y les ha proporcionado acogida y trabajo. Resulta muy fácil calificar de xenófobo a quien advierte de los peligros que entrañan, para los autóctonos de un país, el recibir a miembros de una religión monoteísta que, a diferencia de lo que ocurre en esta España aconfesional, constituye, a la vez, un régimen de gobierno teocrático en el que se confunden lo que son preceptos de la ley musulmana con prácticas ancestrales que en nada se parecen a las nuestras, que se oponen a nuestras propias leyes y que mantienen modelos sociales en los que una parte de la población, concretamente la femenina, sigue estando mediatizada, esclavizada y subordinada a un sistema de dependencia absoluta del hombre.

Resulta incomprensible que el Gobierno esté empecinado en una campaña feroz en contra de la Iglesia Católica, un despliegue desproporcionado de medios de propaganda – para lo que se sirve, tanto de la prensa como de la TV1, que no dejan pasar ocasión para resacar, una y otra vez, el tema de los pederastas capellanes; hasta el punto de que ayer, jueves Santo, mientras daban información de los actos celebrados en Roma en los que participaba SS. El Papa, volvía a insistir, con evidente intención de escarbar en la herida, hablando de que el PP no había hecho referencia, en aquella ceremonia, a los casos de pederastia; como si fuera preceptivo que en los actos de Semana Santa se incluyera un mea culpa para satisfacer las ansias de venganza de toda esta camarilla de descreídos que constituye nuestra izquierda política –. Resulta impropio de un Gobierno que dice ser demócrata que cargue las tintas de su inquina contra la religión católica y, por el contrario, considere como normal la ablación del clítoris, las lapidaciones de mujeres, la mutilación de miembros por robos o hurtos y la absoluta falta de libertad de las mujeres para casarse con quien les apetezca o estudiar una carrera para independizarse. Me gustaría mucho que la señora Aído me diera un explicación de cómo encaja su feminismo, su defensa de los derechos de las mujeres y sus intentos de promocionarlas por delante de los hombres, con estos señores musulmanes que se plantan en España y siguen ejerciendo sus costumbres y leyes islámicas, sin preocuparse de que están en otro tipo de cultura y que existen leyes a las que forzosamente se deben amoldar o, si no quieren, volverse a su país de origen con lo que ayudarían a disminuir el paro que tenemos.

Este mismo Jueves Santo, en Córdoba, se han producido unos sucesos, a mi entender gravísimos; cuando en la catedral cordobesa, en la Mezquita, aprovechándose del horario de vista de turistas, mientras se estaba celebrando un acto religioso con la exposición del Santísimo, un numeroso grupo de pretendidos “turistas” musulmanes, bien organizados en pequeños grupos, comunicados por medio de walkie-talkies, pretendieron ponerse a rezar sus propias plegarias islamistas sabiendo, perfectamente, que estaba rigurosamente prohibido el hacerlo. Montaron un rifirrafe con los vigilantes del templo hasta el punto de que, uno de los revoltosos, se sacó una navaja del bolsillo y agredió con ella al guarda de seguridad que ya había recibido un puñetazo en la cara. Al generalizarse el escándalo y acudir, en socorro de los vigilantes, la fuerza pública, hubo otro de los energúmenos que la agredió muleta en ristre. Todos estos hechos fueron recogidos por las cámaras de la iglesia y obran en poder del juez que en un auto ha recogido todas las pruebas de los hechos y ha visionado los videos, permitiendo, al fin, que se pusiera en libertad a la mayoría de los detenidos, con cargos, retirándose el pasaporte a uno de ellos que viajaba, al parecer, desde Sri Lanka,

Es obvio que no se trata de una confusión, ni de un hecho fortuito, porque no hubo provocación salvo por parte de los imputados, según se desprende del Auto del Juzgado de Instrucción cordobés que tramita el caso. Y, en este punto, convendría que a los españoles se nos aclarara, ¿con quién está nuestro Gobierno y, en especial, el señor Rodríguez Zapatero?, ¿deberemos pensar que hace oídos sordos a las amenazas que nos llegan desde Al Qaeda? No es ni la primera vez ni la que hace diez que, esta banda terrorista, nos viene amenazando, reclamando la soberanía sobre Al Andalus (en definitiva: toda España). Todavía permanece en Malí dos cooperantes españoles que fueron secuestrados por miembros de la banda del señor Bin Laden y, al parecer, el Gobierno sigue intentando que los españoles no hablemos del tema porque, como es sabido, es muy probable que la banda de secuestradores, aparte de dinero, esté intentando que liberen a miembros que permanecen detenidos fuera del país. Son los primeros pasos a cargo de un colectivo que, en España, ya tiene a más de un millón de individuos, que siguen sus ritos particulares y que, en algunos casos, advierten que sus propósitos son el ir haciéndose con nuestro país, pero desde dentro.

Me gustaría, a la vista de estos hechos, ver cómo justifican, todos estos que pretenden darles a estas personas el derecho de voto en las municipales, la conveniencia de otorgarles tal privilegio, ¿es de verdad prudente permitir que se introduzcan en los órganos de gobierno de la Administración?, ¿sabemos lo que ocultan tras una aparente intención de tener una representación para su colectivo? Ya estamos enterados de que, en la misma Barcelona, están actuando grupos de islamistas que reclutan y enseñan prácticas terroristas a personas para que luego vayan a Afganistán o Pakistán, a ejercer su nueva “profesión”. ¿Quién nos dice que, en cualquier momento, decidan actuar por su cuenta en nuestro territorio? Y, algo que me trae confundido, ¿cómo se casa el hecho de que el señor ZP esté hablando de la “Alianza de Civilizaciones”, gaste el dinero de nuestro impuestos en esta tarea y vaya por todo el mundo presumiendo de su idea, cuando vemos que, en lo que respeta de la actitud del Islam hacia España, no tiene la más mínima influencia?, ¿no será que, como ve que nadie le hace caso en su tan cacareada presidencia de la UE; que no para de recibir collejas por parte de todas las instituciones europeas a causa de su errónea política económica, se intenta refugiar en este absurdo intento? Poner de acuerdo dos civilizaciones que, desde que existen, no han conseguido nunca dejar de enfrentarse es demasiado tarea para el señor ZP.

Lo que sucede es que, mientras ZP y su Gobierno están en Babia; se empeñan en acabar con el catolicismo, intentan adoctrinar al pueblo español en una doctrina laica, relativista y carente de ética y moral; los hay que están trabajando para minar los cimientos de nuestra civilización, aprovechándose de la ingenuidad de un señor que, aparte de su tozudez, su rencor, su empeño en mantenerse en el poder, viene demostrando ser incapaz de gobernar la nación y de tomar las medidas adecuadas para intentar sacarla del mal trago por el que está pasando. Debiera, el señor ZP, tomar conciencia del peligro que supone el intentar apaciguar y compasar una política con quienes están influenciados por agravios seculares y por pretendidas cruzadas religiosas. ¡No faltaría más que tuviéramos que emprender una nueva Reconquista contra la morería!

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris