Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

La injusta Ley del Menor se cebará con la memoria de otra niña

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 5 de abril de 2010, 09:09 h (CET)
Terrible noticia la de la aparición del cuerpo sin vida y con signos externos de violencia de la niña de 13 años Cristina Martín, desaparecida en Seseña el pasado martes. La no declarada hípica de Bono, la colonización de EA por parte de la banda terrorista ETA, los runrunes incesantes de sangrientas negociaciones, la corrupción masiva de Matas, los wáteres hiperhigiénicos de Moncloa, todo ha quedado oscurecido por esta triste noticia que ha llenado de indignación y pena los corazones de miles de españoles.

Y es que hay unos padres y unos hermanos, la más joven hará la Comunión el próximo mes de mayo, para quienes acaba de comenzar un calvario que los acompañará al resto de sus vidas. Padres que se lamentan porque el asesino “saldrá en tres años de la cárcel” mientras que ellos no volverán jamás a ver a su hija. Comparte la pequeña el triste destino que suele acompañar a la desaparición de menores -200 casos se acumulan en los archivos policiales- cuando no son localizados en las primeras horas después de su ausencia. Terrible e indignante, tan propia de esta España nuestra, la forma en que los padres de Cristina se han enterado de su trágico final. Por la prensa.

En las primeras horas después de conocerse la localización de un cuerpo en una yesera abandonada, lugar de juego habitual de los muchachos del pueblo del “Pocero”, cuando casi todo era confusión, Telecinco anunciaba en primicia la detención, como presunta autora del homicidio, de una joven compañera de clase de la pequeña Cristina, con quien ésta mantenía continúas rencillas. Es decir, se ha practicado la detención de una menor. Nuevamente un niño habría cometido un asesinato.

Nada más tener conocimiento de que el crimen podría haber sido cometido por una joven de menos de 18 años un escalofrío recorrió mi espina dorsal. Pensé en María del Mar Bermúdez, la valiente madre de Sandra Palo, y en la campaña de insultos por parte de quienes siempre encuentran compasión por el criminal y ninguna por su víctima y la familia de ésta, viene sufriendo por exigir un endurecimiento de las penas para los niños-criminales. Pensé también en la terrible impunidad, en ocasiones protección, de que ha disfrutado el asesino, torturador y violador conocido como Rafita. Y en los sentimientos que tal injusticia provoca en las personas decentes, que son casi todas.

Si la niña compañera de clase resultara, como parece, ser la asesina, podemos imaginar qué clase de calvario, además de a la trágica desaparición de Cristina, le espera, por la gracia de la casta política, la familia de la niña: la ausencia de Justicia. Si la joven fuera menor de 14 años sería inimputable. Pero si su edad estuviera entre los 14 y 15 años la pena máxima que le podría ser impuesta serían unos irrisorios 3 años en un centro de menores. Más o menos, nada.

Los políticos progresistas de todos los partidos, responsables de leyes injustas como ese despojo legal conocido como Ley del Menor, saldrán, cuando la indignación del pueblo se haga de nuevo patente en forma de petición de penas duras para estos delitos, afirmando que “no hay que legislar en caliente”. Vamos, que para algunos se trata de legislar acerca de aquello que la sociedad no demanda y de hacer oídos sordos, ideología manda, frente a lo que es un clamor popular. María Antonia Iglesias, máximo exponente de la (a)moralidad progre, acusará a los padres que quieran luchar para que las siguientes víctimas encuentren la Justicia que a ellos se les ha negado, caso de Juan José Cortés, de todo tipo de iniquidades. Un asco. Una injusticia.

Los que votaron a favor de la Ley del Menor deberían ser juzgados por prevaricación (dictar una norma a sabiendas de que es injusta). Todos ellos.

Noticias relacionadas

Carles Puigdemont, President en el exilio

Perfiles

MacIntyre y la Ética en los conflictos

Esta obra de este filósofo moral trata del deseo y el razonamiento práctico

El mal ya está hecho. El 21D un mero trámite

“El amor, la amistad y el respeto no unen tanto a la gente como un odio común hacia alguna cosa” A. Chejov

Para los primeros cristianos la Navidad no era relevante

Para los primeros cristianos la celebración del nacimiento de Jesús no era relevante

Hacer amigos

Los amigos nos sacan de la soledad social que tantos estragos ocasiona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris