Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Un delincuente común de cinco meses

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 2 de abril de 2010, 08:11 h (CET)
Se llama Pedro Luis, tiene cinco meses de vida y, si aplicamos las definiciones de algunos representantes del mundo de la pseudocultura como un tal Willy Toledo al cual hasta que vomitó sobre el dignísimo Orlando Zapata no lo conocían más que en su casa y en la borrico caverna a la hora de comer, es un delincuente común. O acaso el socialismo sea capaz de establecer que Pedro Luis será un delincuente común irremisiblemente:. Al fin y al cabo, mamá y papá pelean por la libertad, la democracia y la defensa de los derechos fundamentales de las personas en Cuba. Un asco de gente, vamos. Nada que ver con los niños bien con enchufe tipo Miguel Bosé o la reliquia comunista llamada Cayo Lara, que acaba de afirmar que Guillermo Fariñas ya estaba “delgado” antes de iniciar su huelga de hambre. “Libertad, ¿para qué?”, que les preguntaría el insigne hombre de paz Lenin.

De ahí, de esa detección del futuro del crío, los golpes, acaso preventivos, que la policía política al servicio de los hermanos Castro le propinaba el pasado domingo en la cabeza. ¿Qué no aceptan ustedes la gloriosa revolución del hambre, la miseria y el crimen? Golpe en la cabeza al bebé. Que vaya tomando nota de lo que es la democracia socialista. La culpa de las lesiones es de los padres por llevarlo a estos eventos, dirán algunos hijos de Satanás. Durante años aplicaban tan vil argumento contra los niños asesinados por los hombres de paz de ETA en las casas-cuartel.

“Ahora se encuentra bien, sólo tiene una pequeña inflamación en la cabeza”, declara su valiente madre, quien también fue detenida, esposada y golpeada junto a otros disidentes cuando acudían a visitar al periodista Guillermo Fariñas en el hospital Arnaldo Millán Castro en que se encuentra internado. Sólo una pequeña inflamación en la cabeza. Malnacidos.

Fariñas. Otro que tal. Delincuente que, encima, si muere será sólo su culpa, puesto que Miguel Ángel Moratinos, cómplice con cuanta tiranía hay en el mundo y que tiene un pie ya fuera del Ministerio de Exteriores, puso a su disposición un avión-ambulancia para traérselo, casi secuestrarlo, para España. Que con tal de que no se muera en la isla y la realidad del socialismo que tanto emociona a la izquierda predemocrática ocupe portadas en todo el mundo, lo que sea. Fariñas rechazó la ayuda. “Que pongan la ambulancia a disposición de los 26 presos políticos que están muriendo a cámara lenta en las prisiones cubanas”, contestó, qué tío, mientras una gravísima infección lo tenía más en el otro mundo que en éste. Ya hay dos cubanos más, Franklin Peregrino y Darsi Ferrer, en huelga de hambre. La marea de la libertad se va extendiendo por la isla. Y, como se vio cuando cayó el muro, es imparable.

Sin duda no es éste, el de las convicciones, los principios y la valentía, el modelo de masculinidad, que Bibiana Aído pretende imponer en España. A ella, como al resto de su partido, cada día más antidemocrático le mola el modelo esclavo. El del socialismo cubano.

Noticias relacionadas

Hacer República

J. Hernández, Málaga

Un blanco sueño por Astún (Huesca)

V. Rodríguez, Zaragoza

La Navidad, Trump y los demás

M. Ferraz, Barcelona

Demasiadas ‘normalidades’

S. Madrid, A Coruña

Un regante alimenta a 155 personas de media al año

D. Martínez, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris