Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Rajoy se queda sin referentes

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 2 de abril de 2010, 08:09 h (CET)
Finalizaba el 2004, cuando Mariano Rajoy, dijo, refiriéndose a Jaume Matas: “Vamos intentar hacer en España lo que Jaume y todos vosotros hicisteis en Baleares”. En agosto de 2008, comenzó la investigación sobre la construcción del velódromo Palma Arena, que costó más del doble de lo presupuestado, de 48 a cien millones de euros. Lo demás ya lo sabemos. Jaume Matas ha sido llamado a capítulo por la Justicia y el juez ante la petición de la Fiscalía Anticorrupción ha señalado fianza de 3 millones de euros si Matas quiere evitar la prisión provisional. También se le ha retirado el pasaporte. Las pesquisas que se han llevado a efecto han demostrado que Matas ha delinquido al declarar que pagó parte de la reforma de su palacete en dinero negro. Así lo ha declarado el mismo Matas y esto es un delito.

Cuando en agosto de 2008 vio Mariano Rajoy la que se le venía encima si seguía manteniendo que en caso de gobernar España iba a hacer “lo mismo que Jaume ha hecho en Baleares”, decidió que había que cambiar el referente y entonces se fijó en Camps y en un acto electoral puso a la Generalitat Valenciana como ejemplo de “lo que quiero para España”. Comoquiera que Camps ha quedado como un mentiroso estigmatizado por el tema de los trajes ya que mintió a los valencianos cuando dijo que no sabía nada de ellos para posteriormente decir que los había devuelto y acabando por declarar que los había pagado con dinero que había retirado de la caja de la farmacia que regenta su esposa, bien es cierto que no se ha demostrado que Camps haya delinquido, sus amigos no le han fallado, pero cierto es también que ha quedado muy mal para ponerlo como ejemplo de impoluto gobernante, por lo cual había que rebobinar y buscar otro político del PP al que utilizar como prototipo, entonces se fijó en el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y lo puso, en palabras suyas, como paradigma para el “cambio” en España, esto era el 23 de mayo de 2009. No sé si de aquí a las elecciones de 2012 tendrá que volver a cambiar la referencia, pero lo cierto y verdad es que Feijóo no anda muy bien en Galicia en lo que a seriedad se refiere. Basó el grueso de la campaña electoral en criticar y acusar al presidente socialista de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, de haberse gastado un dineral en un Audi blindado y ahora resulta que apenas transcurrido un año como nuevo presidente gallego se ha gastado ya casi ocho millones de euros en proveer de coches a la Xunta. No sé éste lo que le va a durar a Rajoy como ejemplo de gestión seria y eficaz, pero en cualquier caso siempre le quedará Carlos Fabra.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris