Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Sin sustancia

Jesús Molíns (Zaragoza)
Redacción
jueves, 1 de abril de 2010, 08:33 h (CET)
Sin sustancia, sí. Así son los políticos que nos gobiernan, nuestros políticos, los que tienen que lidiar con la peor crisis económica de los últimos tiempos. Contamos con un Gobierno inocuo, tan insulso que ante una situación económica como la actual no es capaz de posicionarse y prefiere continuar en el limbo del centro. No apuesta ni por la izquierda ni por la derecha, ni siquiera por el centro. Aprueba un “pacto económico”, que no apoya nadie, tenue, sin profundidad, inoperante y nada reactivo.

Sin sustancia la oposición. El partido que dice ser “la alternativa” no presenta ningún proyecto, es más, parece ser que su modelo es el periodo en el que estuvo en el gobierno (de 1996 a 2004) así como sus gobiernos autónomos y resulta que cuanto más pone de modelo dicho periodo, en más casos de corrupción son imputados aquellos ministros y sus actuales gobiernos autonómicos.

¿Y su líder? ¿El que aspira a ser Presidente del Gobierno?, totalmente falto de decisión, no controla a sus “Barones” y no se atreve a poner orden en el interior de su partido. ¡Vaya futuro Presidente!.

¿Los sindicatos? . . . desarbolados; quizás “alguno” de ellos debería distanciarse y sacar los pies del tiesto en alguna ocasión (es lo que los trabajadores esperan de él).

Con la que está cayendo (como se dice en el argot sindical) y no encuentran motivos “objetivos” para la movilización; salvo si es para defender al Juez Garzón.
¿Las Organizaciones Empresariales?
Qué decir de ellas . . . sacando tajada; más preocupadas en recibir ayudas estatales, rebaja de cotizaciones sociales y flexibilidad laboral, que arrimar el hombro para remar entre todos y salir de este remolino; y si de paso se puede derribar a un Gobierno . . . pues mejor que mejor.
¿Y los ciudadanos?
Los ciudadanos, hasta los . . . ; pasándolo muy mal, deseando que corra el tiempo y que llegue el momento de depositar nuestro voto en la urna para poner a cada uno en su sitio.

Y para colmo: la reforma de la Ley Electoral la impiden estos sin sustancia para asegurarse su hegemonía, permanencia y alternancia en el poder.

¡Pobre “Zurbano”!, ya os aseguro que este ¿pacto?, Ni aparecerá en los libros de historia, ni se hablará de él.

Noticias relacionadas

Hacer República

J. Hernández, Málaga

Un blanco sueño por Astún (Huesca)

V. Rodríguez, Zaragoza

La Navidad, Trump y los demás

M. Ferraz, Barcelona

Demasiadas ‘normalidades’

S. Madrid, A Coruña

Un regante alimenta a 155 personas de media al año

D. Martínez, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris