Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Confesión personal

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
jueves, 1 de abril de 2010, 08:25 h (CET)
Está fuera de toda duda la importancia que para la vida de fe de los bautizados, para la vida testimonial de una comunidad y para la santidad de la Iglesia católica, tiene el sacramento de la confesión.

La causa de crisis de fe de muchos católicos, del apostolado en congregaciones y grupos de la Iglesia, quizá radica, entre otras, en el abandono, poco aprecio de este sacramento, uno de los 7 instituidos por Cristo para hacer presente su santificación y salvación..

Benedicto XVI fue rotundo en la Catedral de Sao Paolo en decirles a los Obispos brasileños la importancia de la Confesión, de estar día y noche al servicio de los fieles.

Muy oportuna y coincidente ha sido la pastoral de monseñor Demetrio Fdez a propósito de la Confesión previa al comulgar. Ante la corriente, hoy constatada y extendida, de la proliferación de comuniones sin confesión previa, he aquí cómo se expresa el obispo:

“Hay en este punto mucho desconcierto y quizá mucha ignorancia. La Iglesia sigue recordándonos lo que enseña la Palabra de Dios. No te acerques indignamente a comer el cuerpo del Señor. Que cada uno se examine antes de acercarse a comulgar, pues quien come el cuerpo del Señor indignamente, come su propia condenación (cf. 1Co 11,27-29). Quien tiene conciencia de estar en pecado grave, debe confesarse antes de comulgar, nos recuerda el Catecismo de la Iglesia Católica (n.1365)”.

Se impone una consecuencia necesaria para todos, sacerdotes y fieles: Mayor aprecio y frecuencia de este sacramento para vivir en la paz y amistad de Dios.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris