Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
España
Etiquetas:   ETA  

El Supremo condena a dos etarras despu s de suspender dos veces la sentencia

Jes s Mara Goicoechea y Prem n Sampedro cumplirn 19 a os de prisin por pertenencia a banda terrorista
Daniel Sanabria
jueves, 23 de diciembre de 2004, 03:28 h (CET)
La Seccin Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado por tercera vez a los integrantes del "comando Xoxua" de ETA, Jes s Mara Goicoechea y Prem n Sampedro, a 19 aos de prisi n por pertenencia a banda terrorista, tenencia de explosivos y falsificacin de placas de matr cula. El Tribunal Supremo orden revisar esta condena en noviembre de 2003, al detectar errores de forma, y el pasado 19 de octubre devolvi las actuaciones a la Audiencia porque la segunda resolucin se dict sin contar con el nmero suficiente de magistrados y, por tanto, manten a los mismos fallos.

Redaccin / EP
El Supremo reproch a la Audiencia Nacional que el tribunal que deliber y vot la segunda sentencia estaba integrado por tan slo dos magistrados -en vez de los tres que requiere la Ley-. Les acus adems de incurrir "en la censurable pr ctica" de transcribir ntegramente su resoluci n anterior e ignorar lo exigido por la sentencia del Supremo que cas la primera sentencia.

El alto tribunal anul la sentencia con el fin de que la Sala sentenciadora motivara la individualizacin de las penas impuestas y resolviera las cuestiones previas planteadas por la defensa, relativas al tipo de delito de falsificaci n de placas al que se refiere la condena. La Audiencia Nacional, en la tercera sentencia sobre el mismo caso, seala que la colocaci n de placas en un vehculo, aunque sea superponi ndolas, constituye una alteracin del art culo 390.1 del Cdigo Penal.

Por ello, el tribunal considera que en su segunda sentencia no vulner el principio acusatorio al no introducir ningn dato nuevo a los ya conocidos por los procesados, por lo que vuelve a repetir el fundamento jur dico relativo a la sustitucin de placas aut nticas por otras falsas.

"Este tribunal se refera al cambio o sustituci n por los acusados de unas placas de matrcula que no se correspond an con las genuinas o autnticas del veh culo utilizado por los recurrentes", afirma la sentencia de la Audiencia, que aade que "tambi n se les condena como autores responsables de un delito de pertenencia a banda armada" y que "el vehculo es utilizado para el transporte de material explosivo con el que cometer delitos con finalidad terrorista".

Respecto a la individualizaci n de la pena, la Seccin Primera indica que es una "cuesti n compleja", aunque indica que la pena de 10 aos de prisi n por pertenencia a banda armada es "proporcional y adecuada", ya que "los acusados tenan un fuerte compromiso con la banda criminal que les sit a en una posicin de confianza que trasciende la mera pertenencia como elemento de base, pues la organizaci n criminal les encomienda labores imprescindibles para el sostenimiento de la actividad ilcita".

En cuanto a la excepci n de "cosa juzgada" planteada por la defensa, al existir un proceso en fase de instruccin con los mismos hechos que ste, el tribunal indica que es "jurdicamente incorrecto", puesto que "en todo caso ser en el proceso posterior

-es decir, el que est en instrucci n- donde debe alegarse tal excepcin".

La primera resoluci n contra los miembros del "comando Xoxua" fue dictada por la Seccin Primera de lo Penal de la Audiencia en febrero de 2003. Se conden a los procesados a diez aos de c rcel por pertenecer a ETA, a siete aos por tenencia de explosivos y a dos aos m s por falsificacin de matr cula.

La defensa de los condenados recurri al Supremo porque la mencionada resoluci n no aclaraba cul era la acci n concreta de falsificacin de matr culas que se les imputaba, con el objetivo de evitar duplicidades con otra investigacin que en esos momentos tramitaba el Juzgado Central de Instrucci n nmero 6, tambi n por placas falsificadas.

El Supremo estim las pretensiones de las defensas y orden retrotraer las actuaciones para que los mismos magistrados que condenaron a Goicoechea y Sampedro aclararan el tema de las matrculas. Un mes despu s, la Audiencia Nacional envi al Supremo acuse de recibo e inform de que uno de los magistrados que enjuici la causa, Antonio D az Delgado, se encontraba de baja por enfermedad, y que la sentencia se dictara por los otros dos jueces de la Sala.

Seg n el relato de hechos probados, Goicoechea y Sampedro se integraron en la organizacin armada en el a o 1999 y su primera funcin fue la b squeda de informacin sobre cuarteles de la Guardia Civil y diversos edificos p blicos y privados, entre los que se encontraban dos hoteles de Santander y el ferry que parte de esta ciudad.

As, recopilaron datos sobre los cuarteles de la Benem rita en Eibar, Campezu, la Guardia, la Bastida, Haro y Ejea de los Caballeros; en Logroo sobre la torre de la ciudad y el edificio de Telef nica; en Burgos sobre la Delegacin de Hacienda y la sede del Diario de Burgos y en Santander sobre un hotel cercano al Banco de Espa a y los horarios de salida del Ferry. Adems, realizaron informaciones sobre torres del tendido el ctrico Hendaya-Irn.

Los miembros de este "comando" se especializaron tambi n en el manejo de explosivos y se les hizo entrega de dinamita y detonadores elctricos que guardaban en el trastero del domicilio de uno de ellos, donde se encontr adems un manual de explosivos y anotaciones sobre colocaci n de coches-bomba.

Igualmente la Audiencia consider probado que cambiaron las placas de matrcula del veh culo Fiat que la cpula de ETA les hab a entregado en Francia cargado con explosivos y que llevaron hasta Logroo para la comisi n de un atentado que se investiga en otro sumario.

Noticias relacionadas

Los españoles suspenden en inglés

Los andaluces, los que peor nivel de inglés tienen en España

Ibiza: un paraíso del Mediterráneo con villas de ensueño

Tanto la capital como su casco histórico atraen a muchos a explorar o entretenerse al transitar por sus rutas arquitectónicas

Operación Chamartín (XLVI)

Modificaciones y novación del Contrato

Noche de Reyes, noche de robos

Según los datos, el número de percances de este tipo se incrementan con la llegada de sus Majestades

Seis puntos a tener en cuenta antes de firmar una hipoteca

Con la nueva Ley el cliente dispondrá del contrato diez días antes y solo tendrá que pagar los gastos de tasación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris