Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Política   PSOE   Diario de un español en crisis  

La semana de Susana

Una vez arreglada la avería Sánchez y el tapón de los sediciosos, la corriente de agua va ya conducida por su litoral
Francisco Morales Lomas
sábado, 19 de noviembre de 2016, 11:57 h (CET)
Susana quiere coger al fin las riendas del rucio cojitranco del partido y ha asomado su rostro campechano por las cadenas televisivas esta semana. Con el carmín de guerra, como los antiguos sioux, ha germinado dicharachera en los platos de opinión pública negando una y otra vez como San Pedro, pero sus negaciones son claras afirmaciones. El ciudadano ya está maduro en teatrillos, jácaras, chanzas y pasos de su compatriota el sevillano Lope de Rueda.

El maquillaje del rostro la delataba también en la tramoya sevillana con Felipe González de maestro de ceremonias. Aquel que no ha mucho dio el pistoletazo de salida para degollar al humillado Sánchez, el hombre sin pescuezo: “Sánchez me ha engañado”, dijo. Era el santo y seña para lanzar el ataque, el día D, la conjura de la discordia y el desacato.

Una vez que a Sánchez lo han puesto en remojo o en el congelador del tiempo y han diezmado sus huestes en la segunda fila del congreso se impone que los meses lo bajen del coche, ese coche ignoto con el que todavía no ha salido de Vallecas.

Susana, la poderosa Susana, ordenó el sanedrín, envió a galeras a los díscolos y ha venido a Madrid a decir que ella está viva y coleando. Con el empuje que tuvo siempre desde los dieciocho años. Que eso de la fontanería es lo que se le ha dado siempre bien a su familia y la fontanería ha sido el quehacer durante muchos años. Una vez arreglada la avería Sánchez y el tapón de los sediciosos, la corriente de agua va ya conducida por su litoral.

Susana quiere tomar las riendas de ese rucio cojitranco que solo posee el alimento de la desolación. Un jumento enteco al borde de la agonía. Un pollino que necesitará muchos años para salir del coma inducido en el que ha entrado. Mucho ha de cambiar el mundo para que el mundo cambie. Y el mundo le ha dado la espalda.

Susana ha mirado al frente. Piensa que Sánchez no le dura un asalto. Todo está preparándose para que sea así. Es una cuestión de fontanería. No le faltan apoyos de varonías y público, y ella maneja las plazas con soltura como Villalobos el Candy Crash.

Tiembla Rajoy, tiembla Iglesias, Susana ha llegado a Madrid a los platós, donde dicen, como Trump, se ganan las elecciones.

Y Susana quiere ignorar a Pablo, pero no percibe que el único que podrá darle la victoria es el coletas.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Las campañas contra VOX lo refuerzan y le proporcionan votos

“Los árboles solitarios si logran crecer, crecen muy fuertes” Wiston Churchill

Lenguas y banderas

Lenguas y banderas que indican identidad pueden convertirse en semillas de odio y de violencia

¿Hacia la estanflación en Argentina?

La contracción de la demanda mundial de materias provocará el estrangulamiento de sus exportaciones

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris