Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   A sangre fría   -   Sección:   Opinión

Todo está guardado en la memoria

Jesús Nieto Jurado

miércoles, 31 de agosto de 2005, 13:04 h (CET)
En el oficio del columnismo, en el que se precisa mala bilis y humor negro a partes iguales, se agradece en ocasiones el que la prensa brinde titulares ante los que el columnista pueda desplegar el quevediano juego de los dobles sentidos y las metáforas, y este es el caso de la portada de "El País" del pasado lunes en la que se afirmaba que el Partido Popular, antes de que abandonase Moncloa el insigne jugador de pádel, Jos María Aznar, hizo desaparecer todos los archivos informáticos de los ordenadores de Presidencia, y es aquí donde plasmo mi tésis de inicio, puesto que este titular esconde en sus breves 6 W's, el comienzo de una historia de manipulaciones, engaños, mentiras y en último término extirpación de la memoria colectiva.

Este suceso que en una democracia con una clase política sana y preparada, pudiese ser tomado por algo anecdótico, adquiere tintes trágicos en nuestro país donde las formas y las ideas políticas han sido eclipsadas por el fanatismo y la cerrazón. Noticia, por tanto, la de la eliminación de la memoria de los ordenadores de Presidencia que como bella metáfora escondida en los titulares de la prensa, me invita a divagar más allá del hecho noticiable, encontrando el lector, por tanto, condensado en el susodicho titular, un viejo anhelo de la rancia derecha española, el eliminar la memoria del pueblo, puesto que un pueblo desmemoriado es un pueblo muerto y manipulable.

El PP no sólo ha borrado la memoria de los ordenadores de presidencia, sino que durante mucho tiempo ha pugnado por oponerse a la restauración de la memoria histórica mientras un puñado de coherentes historiadores excavaban las fosas franquistas para esclarecer ante la opinión pública que es lo que se escondía en las entrañas de la tierra española y que el Gobierno popular deseaba obviar.

Y no hay mejor forma de controlar a un pueblo que volviéndolo amnésico, sumiéndolo en el olvido con deplorables métodos como la falsificación del pasado histórico en aulas donde antiguos inquisidores que antaño llevaban a la hoguera a los que mascullaban que la tierra era plana o traducían la Biblia del hebreo, se empeñan en dar una visión espiritual de España como reserva moral de occidente, o impartiéndosele magistrales clases en Universidades americanas donde intelectuales del yugo, las flechas y la gaviota refundan "ex profeso" la historia patria, demonizando a Boabdil y encomendándose a la protección divina de Santiago Matamoros o Don Pelayo.

Al menos, debemos consolarlos en la medida en la que durante el período de servidumbre a "Tío Sam", los libros de historia no incluyeran a Bush o Reagan en la lista de los Reyes Godos.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris