Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Caribe

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 26 de febrero de 2010, 00:46 h (CET)
“América Latina y el Caribe” (ALC) es el nombre completo con el que la región al sur de EEUU irá operando como bloque geo-político. Desde hace una década la ALC empezó a hacer foros de mandatarios con la Unión Europea, y desde este mes se ha creado una Comunidad de Estados.

Esta nueva definición une a los países con lenguas oficiales latinas (Haití, Brasil y 18 repúblicas hispanas), la mayoría de los cuales bordea los bicentenarios de sus independencias, y a 13 nuevos pequeños países que en las 3 a 5 últimas décadas se emanciparon de los reinos de Gran Bretaña o de Holanda.

A este subgrupo de 13 Estados se les suele nombrar como parte del ‘Caribe’, aunque tres de ellos (Guyana, Surinam y Bahamas) quedan poco después de que acaba dicho mar. En esta cuenca, por otra parte, subsisten otras 13 dependencias del Reino Unido, Holanda, EEUU y Francia, las mismas que recibirán la presión para integrarse al nuevo bloque y quizás hasta para independizarse.

Posiblemente más del 99% de la población latinoamericana ni siquiera sea capaz de conocer a todos los nombres de todos los países caribeños y menos aún los de sus capitales o sus gobernantes. Sin embargo, estos nuevos países cada vez estarán más vinculados a América Latina.

Mientras los 20 países independientes de América Latina son repúblicas, 10 de esos nuevos 13 estados siguen reconociendo a la monarca inglesa Elizabeth II como su jefe de Estado. Pese a ello estos países apoyan a Argentina en su demanda por las Malvinas contra el Reino Unido.

Un error común consiste en pensar que el grueso de la población de estos países habla una lengua europea. La verdad es que la mayoría de los habitantes de estos 13 países (así como de Haití y de varias de las actuales dependencias) tienen sus propios idiomas nacionales criollos basados en la combinación de lenguas africanas, amerindias y europeas.

El Caribe es una zona de grandes contradicciones. Allí se encuentra el único país americano con una economía estatizada y planificada (Cuba) junto a países donde las multinacionales están exentas de pagar impuestos. Allí están 6 de los 8 países miembros del ALBA (tres de ellos de lengua oficial inglesa). A pocos kilómetros de distancia quedan la nación americana con el ingreso anual per cápita más bajo (Haití; $US 1,317) y la que tiene el ingreso por habitante más cercano al de EEUU y Canadá (Bahamas; $US 27,470).

El nuevo bloque de América Latina con el Caribe va culminando con la división impuesta por la pugna entre las potencias europeas. A su vez permite el re-encuentro de pueblos que hace 5 siglos tuvieron varias conexiones. Cuando Colón llegó al nuevo mundo fue recibido por nativos que hablaban lenguas arawakas, las mismas que entonces estaban esparcidas desde las Bahamas hasta Argentina. Una de ellas (el puquina) fue el idioma nativo de los incas, quienes lideraron el mayor imperio amerindio.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris