Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

¿Saldrá a cuenta la apuesta de Obama?

Ruth Marcus
Ruth Marcus
viernes, 26 de febrero de 2010, 00:44 h (CET)
WASHINGTON - La descripción que hace la Casa Blanca de la propuesta de atención sanitaria del Presidente Obama como su forma de "abrir la mesa de apuestas" plantea la pregunta: ¿Con quién está apostando? La pareja pública de baile son los Republicanos, pero esto no es serio. La Casa Blanca no llega al encuentro del jueves esperando que los Republicanos alcancen un acuerdo.

Así que la verdadera pareja presidencial de apuestas es su propio partido - especialmente los Demócratas de la Cámara. La Casa Blanca espera que Blair House termine siendo el nuevo Baltimore, un lugar, como la reunión de Obama con el caucus Republicano, donde un presidente ágil debate con la oposición y gana. No frente al otro partido sino frente a la opinión pública, superando así las trabas Demócratas con vistas a la difícil travesía legislativa que se avecina.

En la sesión del lunes, el presidente tomó la decisión - sin duda audaz y tal vez temeraria - de sacar adelante el paquete integral y casi multibillonario. Llegar requeriría una solución de dos partes. El Senado, valiéndose del proceso de enmienda sin veto, modificaría la medida siguiendo lo sugerido por el presidente. La Cámara aprobaría tanto las modificaciones como el anteproyecto del Senado.

La aritmética de este enfoque es implacable. Ni siquiera antes del impacto de perder el escaño de Massachusetts en el Senado había margen para el error en ninguna de las cámaras. Esto sigue siendo así, a excepción de que la política en ambas cámaras se ha vuelto mucho más difícil.

En primer lugar, el Senado. La Cámara quiere que tome la iniciativa, para variar. Pero, por razones parlamentarias, esto es improbable. No importa el orden, lograr que la medida salga del Senado hasta con la norma de la mayoría simple será un reto. Algunos Demócratas son reacios a dar tan divisivo paso. Suponiendo que los astros se alineen, los Republicanos seguirán teniendo la capacidad, incluso dentro del proceso sin veto legislativo, de conducir al Senado a un virtual estancamiento.

Esa sería la parte fácil.
En la Cámara, la única manera de improvisar una mayoría será asegurarse los votos de los Demócratas moderados que se negaron a aprobar la ley la primera vez. Estos son los legisladores más inquietos por los comicios de Massachusetts - motivos no les faltan. En el caso de un legislador Demócrata de la Cámara en un distrito en el aire, la razón aconseja votar en contra. "Es una votación capaz de costar una carrera política", me decía un Demócrata -- y era uno de los legisladores que votaron a favor del anteproyecto original.

Con la Cámara menos unos miembros, harán falta 217 votos para la aprobación. La medida original de la Cámara superó el trámite con 220 votos - con 39 Demócratas desertando. Pero dos de esos votos afirmativos han desaparecido: John Murtha perdió en Pennsylvania, Robert Wexler perdió en Florida. Un tercero, Neil Abercrombie, de Hawai, abandona a finales de mes para presentarse a la gobernación. El único voto Republicano favorable, Joseph Cao, de Louisiana, ya no se apunta.

Mientras tanto, la propuesta del presidente no incluye el lenguaje antiabortista insertado con el visto bueno de la Cámara en la medida del Representante Bart Stupak, D-Mich., en gran parte debido a que el Senado tendría que hacer equilibrios con su formulación del aborto bajo las normas restrictivas del proceso de enmienda sin veto. Así que Stupak será historia, y con él otros cinco votos más. puede que aún más.

Hay algunos legisladores de izquierdas a los que se podría cortejar - Dennis Kucinich de Ohio, por ejemplo, votó en contra de la primera versión - pero no los suficientes para compensar la diferencia. Así que el destino de la medida corresponde a los Demócratas conservadores Blue Dog. Unos pocos se jubilan - incluyendo a John Tanner y Bart Gordon, de Tennessee - y se les podría persuadir de cambiar de filas. Esto ayudaría, pero probablemente no sea suficiente.

¿Cambiarán más Demócratas? El plan del presidente es más moderado que la medida de la Cámara, pero más caro y con menos énfasis en el control del gasto que la versión del Senado. Según uno de los presentes, en su reunión con los Demócratas de la Cámara la noche del lunes, Nancy Pelosi se jactó de que el 80 por ciento del impuesto especial sobre los planes sanitarios de lujo -- una medida de control del gasto capital odiada por los izquierdistas de la Cámara - se haya eliminado. Mientras tanto, cada vez más senadores Demócratas firman un escrito instando a que la opción pública se incluya como parte del paquete del Senado a someterse al proceso de enmienda. Nada de esto parece propicio para asegurar votos de los moderados.

Puede que el presidente logre sacar esto adelante. Mi preocupación es que apostarlo todo y perder no deje tiempo ni ganas para un plan de revancha reducido. Y la oportunidad de hacer algo en el terreno de la sanidad - no todo, pero algo importante sí - se habrá evaporado una vez más.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris