Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

¿Llegará Rajoy al 2012?

Mario López
Mario López
jueves, 25 de febrero de 2010, 07:22 h (CET)
Está visto y comprobado que la lucha por el poder es una carrera de fondo, en la que hay que saber medir muy bien las fuerzas propias. No se debe arriesgar demasiado, pero tampoco hay que ser muy reservón. La sobreexposición fotográfica quema la imagen y puede producir un daño irreparable al personaje en ese mal día que cualquiera podemos tener. Si, por el contrario, uno administra sus comparecencias públicas con cuentagotas puede que su imagen no se revele nunca en el papel fotográfico.

El PP inició, a partir de marzo de 2008, su larga marcha a la Moncloa. Con tres espadas al frente: Rajoy, Aguirre y Gallardón. Y con una sola estrategia: deslegitimar y quemar al Gobierno de Rodríguez Zapatero. El problema es que el que mucho abarca poco aprieta. En lugar de posponer la lucha por el liderazgo de su partido para mejor ocasión, en lugar de hacer una oposición constructiva que permitiera al electorado dilucidar las claves de la alternativa política que podría suponer el PP, así como su capacidad de abordar cuestiones graves de Estado; en vez de mostrar ante la ciudadanía la cortesía debida y la pedagogía deseable, los tres primeros espadas del PP se han entregado a una guerra intestina, sucia, patética, dentro de su propio partido, y han desatendido sus obligaciones contractuales con los españoles, haciéndole el caldo gordo al Gobierno de Rodríguez Zapatero. Y aún estamos a mitad de la legislatura, es decir, a mitad del camino que nos ha de llevar hasta la próxima convocatoria electoral. Con un Rajoy que parece sufrir alzheimer (se repite más que la fabada), una Aguirre tocada por una demagogia populista y una grosería barriobajera inaceptables, y un Gallardón hundido en un sueño olímpico que ha arrastrado a los madrileños a la frustración y a un endeudamiento insoportable. Y todos ellos envueltos en tramas de espías y especuladores. La dirección del PP erró en todos sus cálculos. Supuso que con una buena acción de desgaste y desprestigio del Gobierno, a nivel nacional e internacional, aprovechando el hundimiento de la sociedad del bienestar sobrevenido a la crisis económica, podría forzar lo que para ellos, desde un principio, fue su único objetivo: adelantar las elecciones, sin dejar pasar un año de gobierno socialista. Cada vez parece más claro que Rodríguez Zapatero va a agotar la legislatura y, además, que no teme en absoluto un posible voto de censura a iniciativa del PP. Y es fácil adivinar que la presidencia europea le va a reportar jugosos réditos políticos. Si a mitad de carrera los tres primeros espadas del PP están tocados, incluso antes de que les haya caído lo peor de la tormenta, ¿cómo van a llegar al 2012? Dicen que mal que no mejora, empeora. No es probable que en las próximas elecciones autonómicas y municipales se produzca un vuelco electoral en Madrid (aunque tampoco es imposible). Pero, a nivel nacional, un éxito del PP en Madrid puede ser tan solo un espejismo. Tal y como están las cosas, y estando aún por medio un congreso nacional del partido antes de la próxima convocatoria electoral, no parece juicioso que Rajoy, Aguirre y Gallardón se vayan a mantener en la cabeza del pelotón. Habrá que empezar a hacer cábalas sobre quienes les habrán de sustituir. Puestos a aventurar un nombre, se me ocurre uno: Juan Costa.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris