Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Símbolos religiosos ¡fuera!

Alejo Fernández (Mérida)
Redacción
jueves, 25 de febrero de 2010, 00:35 h (CET)
Hace algún tiempo vi en la TV 2 un reportaje sobre langostas marinas. Caminaban por el fondo del mar en fila, cogidas cada una a la cola de la que le precedía. Una caminaba sola y, de repente, se ve atacada por un pez con dientes poderosos. Primero le arranca una pata, después otras y así hasta el final. La langosta terminó devorada.

Los símbolos religiosos , guardando las distancias, tienen algún parecido con el párrafo anterior. En si mismo parecen poca cosa, pero cuando se elimina a uno , se elimina el espíritu que representaba y le daba valor. Y ese espíritu desaparece en el creyente. Podemos admitir, pero no sin nuestra oposición, que los enemigos de la Iglesia ataquen y desprecien los símbolos cristianos. Saben bien lo que hacen. Lo que no es admisible es que los mismos religiosos se sumen a estos ataques, casi siempre por una deficiente formación o por una particular interpretación del Concilio Vaticano II. He aquí unos cuantos símbolos desaparecidos o en trámite de desaparición:

a. Los hábitos de los sacerdotes, frailes y monjas. Pero los moros siguen con los suyos

b. La señal de la cruz al pasar frente a Iglesias o monumentos religiosos

c. La bendición de la mesa y la bendición de los padres a los hijos al irse a la cama u otras circunstancias. Las conservan muchos suramericanos

d. Rezar el Rosario en Familia o en la Iglesia con el rosario

e. Tocar las campanas muy poco o nada. Los minaretes islámicos si

f. Tocar la campanilla al levantar el cáliz en la consagración

g. Pilas del agua bendita sin agua o sucia

h. Pulseras, collares, medallas con la Virgen o Jesús apenas se ven en las joyerías y cada vez son menos las personas que las llevan

i. Las capillas de la Virgen de Fátima se llevaba de casa en casa en la misma calle o familiares. Desparecido

j. A poco que nos descuidemos desaparecerán, promovidos por los sin Dios, “todos” los símbolos religiosos de las escuelas, universidades, Ayuntamientos y de toda institución oficial sin que apenas se muevan los católicos. Mientras tanto, se construyen mezquitas con nuestro dinero

k. A poco que nos descuidemos desaparecerán también la Semana Santa, la Navidad y cualquier otra manifestación religiosa pública

l. Por motivos diversos se cierran templos, conventos y, hasta nueva orden, el gobierno acaba de cerrar el Valle de los Caídos

m. Los patrones y patronas de cada pueblo, región y de España terminarán desapareciendo sin que nos demos cuenta. Ya lo están intentando.

n. La palabra, la Buena Nueva, es otro símbolo que se evita no concediendo a los organismos religiosos periódicos, radio, TV y otros. De momento nos queda Internet, poco conocido por los religiosos. El diablo nos lleva una gran ventaja en su uso.

o. Los ayunos y abstinencias presumimos en público de no cumplirlos
Por supuesto se aportan muchos pretextos cuando no hay razones para justificar lo injustificable. Y usted puede añadir unos cuantos símbolos más, que los hay.
Soluciones?
El cristiano no tiene nada que inventar. Todo está dicho desde que Cristo pasó por el mundo. Los Evangelios y la Iglesia nos dan la luz para obrar, pero la obra es cosa nuestra, de todos, clérigos y laicos. Tenemos medios muy poderosos: la Oración, el Evangelio, y la cruz; además de los sacramentos de la Iglesia. Y una promesa: “Yo estaré con vosotros hasta la consumación de los siglos” , dijo Cristo
El católico se tiene que ganar el cielo trabajando en la tierra. Si la política es en gran parte la causa del declive religioso y moral entonces… Intervengamos en política, en los sindicatos, en las comunidades de vecinos, en las asociaciones escolares, en las organizaciones artísticas, deportivas y en los medios de comunicación, sobre todo en Internet. Siempre se puede intervenir de una y otra manera. Hagámoslo de forma organizada apuntándonos en alguna de las muchas organizaciones católicas existentes.

Los políticos están guiados por ideologías modernas, algunas demoníacas , a las que sirven antes que a los intereses de sus pueblos. En general, el político antepone el voto a cualquier otra consideración y con el voto alcanzar el poder, la gloria y la caja. Al votar, no tengamos en cuenta más que los hechos y no haga el mínimo caso del bla, bla, bla. Deseche todo partido no asentado en Cristo. Si ellos no adoran a Cristo, si actúan como dioses, nosotros nos veremos obligados adorarlos a ellos. Los paraísos que han prometido han terminado en muerte y miseria en todas las ocasiones.

Un cristiano no es tal si no lee la Biblia diariamente, sobre todo , el Nuevo Testamento - Evangelios y Cartas de los apóstoles-. Será lo que quiera, pero no es católico. Como tampoco lo es si no obedece las directivas del Papa , de la Iglesia y pertenece y colabora activamente con su parroquia. Obedecer, es la clave. Obedecer como obedecen los soldados a sus capitanes en tiempos de guerra, pues en esta guerra nos condenaremos o viviremos para toda la eternidad. Y colabore con su cura tanto si le gusta como si no. Lo que tengamos que decir o enmendar hagámoslo desde dentro y sin pamplinas, pero hagámoslo.

¿Sabemos el daño que podemos hacer desertando? Nos sobran gentes que saben más que el Papa ¿ A quién le gusta el jefe de su trabajo? ¿ A quien le gustan las órdenes de su capitán en guerra? Pero obedecen, o perderán su trabajo o serán fusilados. Para empezar, hoy es un buen día.

Noticias relacionadas

TV1 y R.M Mateo, al servicio incondicional de P.Sánchez

“El pueblo solo es soberano el día de las elecciones” Castelao

¡Ay Carmena!

En la locura de esta campaña electoral os miro a los “poderes emergentes” de aquella primavera ciudadana. No quiero emular a Quevedo, pero la actualidad dice que la temida locura ha entrado en vuestros reinos

​Alan y Allende

García se convirtió en el segundo presidente socialdemócrata en la historia americana en tirarse un tiro

Comprender e interpretar

El libro Acontecer y comprender de Teresa Oñate y otros autores es una obra fundamental para entender de modo amplio lo que es la Hermenéutica crítica

Oráculos decisivos

Son momentos decisivos para discernir las informaciones veraces y coherentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris