Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Símbolos religiosos ¡fuera!

Alejo Fernández (Mérida)
Redacción
jueves, 25 de febrero de 2010, 00:35 h (CET)
Hace algún tiempo vi en la TV 2 un reportaje sobre langostas marinas. Caminaban por el fondo del mar en fila, cogidas cada una a la cola de la que le precedía. Una caminaba sola y, de repente, se ve atacada por un pez con dientes poderosos. Primero le arranca una pata, después otras y así hasta el final. La langosta terminó devorada.

Los símbolos religiosos , guardando las distancias, tienen algún parecido con el párrafo anterior. En si mismo parecen poca cosa, pero cuando se elimina a uno , se elimina el espíritu que representaba y le daba valor. Y ese espíritu desaparece en el creyente. Podemos admitir, pero no sin nuestra oposición, que los enemigos de la Iglesia ataquen y desprecien los símbolos cristianos. Saben bien lo que hacen. Lo que no es admisible es que los mismos religiosos se sumen a estos ataques, casi siempre por una deficiente formación o por una particular interpretación del Concilio Vaticano II. He aquí unos cuantos símbolos desaparecidos o en trámite de desaparición:

a. Los hábitos de los sacerdotes, frailes y monjas. Pero los moros siguen con los suyos

b. La señal de la cruz al pasar frente a Iglesias o monumentos religiosos

c. La bendición de la mesa y la bendición de los padres a los hijos al irse a la cama u otras circunstancias. Las conservan muchos suramericanos

d. Rezar el Rosario en Familia o en la Iglesia con el rosario

e. Tocar las campanas muy poco o nada. Los minaretes islámicos si

f. Tocar la campanilla al levantar el cáliz en la consagración

g. Pilas del agua bendita sin agua o sucia

h. Pulseras, collares, medallas con la Virgen o Jesús apenas se ven en las joyerías y cada vez son menos las personas que las llevan

i. Las capillas de la Virgen de Fátima se llevaba de casa en casa en la misma calle o familiares. Desparecido

j. A poco que nos descuidemos desaparecerán, promovidos por los sin Dios, “todos” los símbolos religiosos de las escuelas, universidades, Ayuntamientos y de toda institución oficial sin que apenas se muevan los católicos. Mientras tanto, se construyen mezquitas con nuestro dinero

k. A poco que nos descuidemos desaparecerán también la Semana Santa, la Navidad y cualquier otra manifestación religiosa pública

l. Por motivos diversos se cierran templos, conventos y, hasta nueva orden, el gobierno acaba de cerrar el Valle de los Caídos

m. Los patrones y patronas de cada pueblo, región y de España terminarán desapareciendo sin que nos demos cuenta. Ya lo están intentando.

n. La palabra, la Buena Nueva, es otro símbolo que se evita no concediendo a los organismos religiosos periódicos, radio, TV y otros. De momento nos queda Internet, poco conocido por los religiosos. El diablo nos lleva una gran ventaja en su uso.

o. Los ayunos y abstinencias presumimos en público de no cumplirlos
Por supuesto se aportan muchos pretextos cuando no hay razones para justificar lo injustificable. Y usted puede añadir unos cuantos símbolos más, que los hay.
Soluciones?
El cristiano no tiene nada que inventar. Todo está dicho desde que Cristo pasó por el mundo. Los Evangelios y la Iglesia nos dan la luz para obrar, pero la obra es cosa nuestra, de todos, clérigos y laicos. Tenemos medios muy poderosos: la Oración, el Evangelio, y la cruz; además de los sacramentos de la Iglesia. Y una promesa: “Yo estaré con vosotros hasta la consumación de los siglos” , dijo Cristo
El católico se tiene que ganar el cielo trabajando en la tierra. Si la política es en gran parte la causa del declive religioso y moral entonces… Intervengamos en política, en los sindicatos, en las comunidades de vecinos, en las asociaciones escolares, en las organizaciones artísticas, deportivas y en los medios de comunicación, sobre todo en Internet. Siempre se puede intervenir de una y otra manera. Hagámoslo de forma organizada apuntándonos en alguna de las muchas organizaciones católicas existentes.

Los políticos están guiados por ideologías modernas, algunas demoníacas , a las que sirven antes que a los intereses de sus pueblos. En general, el político antepone el voto a cualquier otra consideración y con el voto alcanzar el poder, la gloria y la caja. Al votar, no tengamos en cuenta más que los hechos y no haga el mínimo caso del bla, bla, bla. Deseche todo partido no asentado en Cristo. Si ellos no adoran a Cristo, si actúan como dioses, nosotros nos veremos obligados adorarlos a ellos. Los paraísos que han prometido han terminado en muerte y miseria en todas las ocasiones.

Un cristiano no es tal si no lee la Biblia diariamente, sobre todo , el Nuevo Testamento - Evangelios y Cartas de los apóstoles-. Será lo que quiera, pero no es católico. Como tampoco lo es si no obedece las directivas del Papa , de la Iglesia y pertenece y colabora activamente con su parroquia. Obedecer, es la clave. Obedecer como obedecen los soldados a sus capitanes en tiempos de guerra, pues en esta guerra nos condenaremos o viviremos para toda la eternidad. Y colabore con su cura tanto si le gusta como si no. Lo que tengamos que decir o enmendar hagámoslo desde dentro y sin pamplinas, pero hagámoslo.

¿Sabemos el daño que podemos hacer desertando? Nos sobran gentes que saben más que el Papa ¿ A quién le gusta el jefe de su trabajo? ¿ A quien le gustan las órdenes de su capitán en guerra? Pero obedecen, o perderán su trabajo o serán fusilados. Para empezar, hoy es un buen día.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris