Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cuando la legislación discrimina a los españoles

Juan García-Villaraco
Redacción
jueves, 25 de febrero de 2010, 00:19 h (CET)
Dentro del gran problema de la inmigración hemos llegado a un problema del cual no queremos darnos cuenta y discrimina a los españoles en un grado que sobrepasa los derechos fundamentales del Ser Humano. Nadie se ha dado cuenta o nadie quiere darse cuenta de que se han invertido los polos, se han invertido las tendencias y ante las cuales ningún gobierno, puede hacer absolutamente nada. Solo las personas que deseamos vivir junto a nuestras parejas nos hemos dado cuenta de la situación.

Véanse que últimamente y en ciertos Consulados, han aumentado las peticiones y concesiones de visados por reagrupamiento familiar, es un fenómeno idéntico al de contrataciones de trabajo, un inmigrante llegaba a España o a cualquier País de la Unión e inmediatamente y después de legalizarse, comenzaba sus contactos para hacer permisos de trabajo “legales” pero por los cuales cobraban una cantidad de dinero a sus propios compatriotas y sin ningún escrúpulo y sin ninguna objeción por parte de las Administraciones, empezaba un flujo de emigración que solo ha podido pararse debido a la crisis laboral, pero lo curioso que aunque ha descendido el flujo de supuestos “trabajadores” con contrato laboral supuestamente “legal” ya que en la mayoría de los casos esta así confirmado por la Delegación de Trabajo, ha aumentado el flujo de Reagrupaciones Familiares, un fenómeno un poco extraño dado que si existe la crisis, a que es debido a que se arriesguen y lo que es más preocupante, como se consiguen tantas reagrupaciones porque lo más fácil sería la inversa, que el inmigrante que reside en España o en cualquier país de la unión, volviese a su lugar de origen y con la ayuda Estatal proporcionada en la mayoría de los casos podrían vivir sin dificultades en sus países de origen por un tiempo más que prudencial y muchos casos montar su propio negocio. Ahora bien ¿cómo se produce en nuevo movimiento ante el cual las autoridades no pueden hacer nada? Es bien fácil, MATRIMONIOS POR CONVINENCIA y curiosidades, antes era el Español el que estaba más o menos dispuesto a ello, pero debido a las trabas consulares y demás impedimentos Administrativos, se invirtieron los polos y son los propios inmigrantes los que sin ningún rubor y ante la permisibilidad de las Administraciones dado que no pueden demostrar nada, se ofrecen a ello, es bien sencillo, una persona con residencia legal en España se pone en contacto con otra persona de su país y por una cantidad de dinero y el viaje, regresa a su país, se casa, vuelve a España y pide la reagrupación familiar de su “ESPOSA”, todo absolutamente legal y nadie puede impedirlo, no necesitan entrevistas, ni investigaciones, ni nada por el estilo, dado que son personas de otro país, casados legalmente en otro país y las leyes de ese país les ha concedido el “MATRIMONIO”, ahora bien si es un Español quien desea hacer lo mismo, ya se puede armar de paciencia, pasar entrevistas, demostrar que el matrimonio es legal, por amor y no por conveniencia, en las supuestas entrevistas, algunos consulados llegan a poner impedimentos incluso por no saber los nombres de los familiares, no tener fotografías juntos, no aportar fotos de la boda, un sinfín de pegas y todo porque la Administración dice que es para prevenir de supuestos fraudes y matrimonios de conveniencia, ¿Alguien lo entiende? Muchos Españoles siguen esperando que alguien con sentido común ponga un poco de orden en este aspecto y que no discrimine a sus propios compatriotas que dejen de mirar al inmigrante como un supuesto “estafador” y sobre todo a las mujeres inmigrantes, no todas son como ellos piensan, no todas es por conveniencia, pero mientras vivamos en este País y con esta legislación poco o nada podremos hacer, tendremos que pedir la nacionalidad de algunos de esos países para poder así convivir con nuestras parejas sin tener que someternos a investigaciones y entrevistas más propias de tiempos pasados que los de un país supuestamente DEMOCRATICO.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris