Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Gustave, buen cocodrilo

Lorenzo de Ara
Redacción
jueves, 25 de febrero de 2010, 00:09 h (CET)
Lo mejor para usted es que no haga lo que yo. No pierda el tiempo pidiendo justicia. Por ejemplo, no malgaste la vida escribiendo. Ni siquiera salga a la calle para manifestarse a favor de la vida junto a otros locos. Olvide a De Juana Chaos. Convierta a “El Rafita” en un mal sueño. Deje que la política lo invada todo, que se apodere de los intersticios vitales.

Pero yo no puedo hacerlo. Quisiera, pero no puedo. Leo lo que le pasa al asesino etarra y me quemo en el odio más visceral hacia ese cabrón que después de tantos crímenes, tanto dolor y tanta tragedia, sigue sin pedir perdón.

Vive en Irlanda del Norte. Recibe subvenciones para no pasar hambre, y aspira a trabajar en un taxi turístico. No sabe inglés, pero tiene memoria, así que, con recordar cómo apretaba el gatillo y ordenaba poner bombas, es más que suficiente para contentar el capricho del usuario y las consignas del IRA.

A De Juana Chaos le perdonó la vida esta democracia en decadencia. El asesino recuperó la salud, alimentándose de la sangre de sus víctimas.

“El Rafita” roba y se burla de la calle. La niña está muerta y sus padres pasan la lengua por el asfalto que pisa el lobo. La sociedad recuerda, ya vagamente, que el muchacho se llevó por delante el latido de una niña que soñaba con tener futuro.

La Ley del Menor es una mierda. Eso dice el padre de la muerta. Porque muerta está la que no pasea, no ríe, no sueña, no respira. Bien muerta. “El Rafita” es el que está vivo, medio aburrido, pobrecito, pero vivo.

Y luego nos comemos el coco ante la brutal existencia de un cocodrilo al que llamamos Gustave, vive en Burundi y se ha tragado a muchos tíos y tías que pasaban cerquita de sus fauces.

Dicen los entendidos en cocodrilos y en los bolsos hechos con la piel del pobre animalito, que el tal Gustave mide más de 7 metros, tiene 65 años y pesa una tonelada.

Pues ese Gustave es un inocente si lo comparamos con De Juana Chaos. Es un angelito si lo emparentamos con “El Rafita”.

En esta España progresista y pedorra hay cocodrilos nacidos en las urnas. Se mueven con total impunidad, y se ríen de sus presas.

Por ese motivo, la peineta de Aznar a los borregos que le insultaron merecería la admiración de un pueblo sano, pero lo que recibe es el desprecio del gobierno de turno y la reprimenda de los comeculos que se multiplican como conejos enfermos después de tanto follar.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris