Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

El origen del mal

Pascual Mogica
Pascual Mogica
miércoles, 24 de febrero de 2010, 07:04 h (CET)
“Llora, llora como mujer lo que no supiste defender como hombre” dijo la madre de Boadbil a este cuando rindió Granada a los Reyes Católicos. Algo parecido les está ocurriendo a los gobernantes de los países desarrollados, principalmente a los europeos, que tuvieron una ocasión única para tomar medidas contra los que controlan el dinero, los banqueros, en esos países. En lugar de “empapelarles” judicialmente por ser causantes de la mayor crisis que se ha producido en los comienzos del siglo XXI y no creo que hasta que este finalice se pueda producir otra mayor porque en ese caso la cosa sería para tirarse por el balcón como ocurrió en el “martes negro” de Wall Street, exactamente el 29 de octubre de 1929, en lugar de “empapelarles” judicialmente, repito, les empapelaron las paredes de sus cajas fuertes con papel moneda de curso legal. Ahora se lamentan estos dirigentes, lo han hecho recientemente en una reunión celebrada en Londres a la que asistieron los primeros ministros del Reino Unido y de Grecia junto con el presidente del Gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, y han mostrado su frustración al darse cuenta de que aquellos a los que debieron “poner en orden” y en cambio les ayudaron, ahora se han convertido en sus principales inquisidores pidiendo y exigiendo soluciones y criticando la gestión de esos gobernantes para salir de la crisis, cuando son ellos, los banqueros, los que tienen el as, el dinero, en la mano para hacer que todo pueda comenzar a funcionar y dar una mayor agilidad y dinamismo para salir cuanto antes de ese hoyo en que todos estamos metidos, todos menos ellos, los banqueros, que además cometen el insultante acto de hacer público que se jubilan con indemnizaciones de casi 80 millones de euros. ¡El colmo de la desvergüenza y de la falta de respeto a millones y millones de ciudadanos que lo están pasando muy mal!

No sé si alguien ha pronunciado esta frase anteriormente, pero si no ha sido así yo asumo su autoría. Esta frase, que va dirigida a los gobernantes de los países “siniestrados”, creo que es bastante expresiva y se concreta en lo siguiente: “Si no controlas el origen del mal, ese mal acabará contigo”. El origen del mal está en quienes tienen los medios y no los ponen a disposición de los demás demostrando así su insolidaridad y su avaricia.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris