Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   CHAMPIONS LEAGUE / OCTAVOS (IDA)   -   Sección:   Fútbol

Ibrahimovic rescata al Barça en Alemania (1-1)

El sueco neutralizó el gol inicial de Cacau
Redacción
martes, 23 de febrero de 2010, 22:33 h (CET)
El Barcelona sufrió más de lo previsto para sacar un buen resultado en tierras germanas. Cacau abrió el marcador a la media hora de encuentro, pero Ibrahimovic puso las tablas en el marcador en la segunda mitad. Mal partido de los hombres de Guardiola que se vuelven a Barcelona con un valioso empate. El partido en el Camp Nou será decisivo

FICHA TÉCNICA
1- VFB Stuttgart: Lehmann (1); Celozzi (2), Tasci (2), Delpierre (2), Molinaro (3); Gebhart (1), Träsch (1), Khedira (2), Hleb (3); Cacau (3), Pogrebnyak (2)
1- F.C.Barcelona: Valdés (3); Puyol (2), Márquez (0), Piqué (2), Maxwell (1); Touré Yaya (1), Xavi (2), Sergio Busquets (1); Messi (1), Ibrahimovic (2), Iniesta (2)
Cambios : En el F.C.Barcelona Henry (1) por Toure Yaya (min.54), Milito (2) por Márquez (min.58). En el Stuttgart Kuzmanovic (1) por Träsch (min.57), Marica (1) por Pogrebnyak (min.63), Rudy (-) por Gebhart (min.85)
Goles: 1-0 Cacau min 26, 1-1 Ibrahimovic min 52
Árbitro: Bjorn Kuipers (árbitro holandés) (0). En el equipo azulgrana mostró tarjeta a Márquez (21') y Piqué (90'). Mientras que en el Stuttgart amonestó a Gebhart (50'), Molinaro (80') y Khedira (92')

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League. 40.000 espectadores en el estadio Mercedes-Benz-Arena. Terreno de juego en buenas condiciones.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Empate
En un partido gris de los de Guardiola, el resultado ha sido lo más positivo. En el partido de vuelta el Barça debe hacer los deberes.
Lo peor: Árbitro
El colegiado holandés Bjorn Kuipers no señaló dos posibles penaltis en el área culé en el primer tiempo. También se tragó una mano clamorosa en el área del cuadro local en la segunda parte.
El dato: Cinco goles
El delantero Cacau, internacional con Alemania, lleva una semana de ensueño. Después del póker de tantos frente al Colonia, el ariete también vio puerta frente al Barça
Sergio Garcia / Diario Siglo XXI

El actual campeón de la competición sufrió más de lo previsto ante el Stuttgart. Se intuía una eliminatoria plácida para el club presidido por Laporta, pero la rapidez y el juego directo de los alemanes sorprendió a un dubitativo Barça. Al final, Ibrahimovic rescató un empate muy valioso.

Guardiola apostó de inicio por su once de lujo, a excepción del lesionado Daniel Alves. Con los tocados Xavi e Ibrahimovic sobre el tendido, el Barça no debía tener problemas para superar a un aguerrido conjunto alemán. En el centro del campo, el egarense debía dirigir la orquestra azulgrana y abastecer de balones al temido tridente formado por Messi, Iniesta e Ibrahimovic. De miedo.

Por su parte, el técnico Gross optó por dar la titularidad al enrachado Cacau en ataque. Así pues, el delantero titular hasta la fecha, Marica, se quedó en el banco. También saltó al terreno de juego Alexander Hleb, futbolista cedido por el conjunto azulgrana. Pogrebnyak sería el tercero en discordia en el eje atacante.

Los primeros minutos fueron de tanteo. Sorprendía la presión asfixiante del Stuttgart, pero se preveía que su esfuerzo acabaría pasando factura. Mientras tanto, el Barça era el auténtico dueño del balón, aunque sin inquietar el arco defendido por el excéntrico Jens Lehman. Los alemanes se sentían cómodos atrás, esperando la llegada inexistente de los hombres de Guardiola. Las oportunidades de en los primeros quince minutos brillaron por su ausencia.

Sin embargo, a los veinte minutos se produjo un cambio de mentalidad en el conjunto de Gross. El Barça seguía moviendo el balón, pero no al ritmo vertiginoso al que nos tienen acostumbrados. Los germanos veían que el barça no mordía y no dudaron en desplegar sus tropas. Sorprendentemente, el Stuttgart merodeaba el área de Víctor Valdés con cierta frecuencia. Se palpaba el gol en el Mercedes-Benz-Arena.

Y así fue. Tras varias ocasiones fallidas, Cacau cazaba un centro perfecto desde la banda y su cabezazo no encontraba oposición. Buen tanto del delantero para abrir el marcador a la media hora de encuentro. El Stuttgart soñaba con la clasificación.

Después del primer tanto de los locales, los hombres de Guardiola quedaron groguis sobre el rectángulo de juego. Touré Yaya y Busquets desaparecieron del centro del campo y las pérdidas se sucedían constantemente. El Stuttgart debía aprovechar el momento para dar la machada final. Por suerte, los germanos erraron en sus intentos.

En uno de los peores momentos de la presente campaña, el Barça encontró en el colegiado Kuipers a un gran aliado. Y es que el árbitro no señaló una mano de Piqué y tampoco señaló un empujón claro de Márquez en el interior del área. Dos penaltis no señalados que hubieran puesto muy cuesta arriba la eliminatoria.

El primer acercamiento serio del cuadro español llegó al filo del descanso. El disparo envenenado de Messi, desde la frontal, se encontraba con la oposición de Lehman y el rechace se estrellaba en la madera. El primer tiempo acabó con peligro del Stuttgart, pero Valdés estuvo soberbio para desbaratar ocasión tras ocasión. El de l'Hospitalet nunca defrauda en las grandes citas.

El Barça respira
La segunda mitad empezó con el mismo guión. No obstante, el Barça se fue sobreponiendo y empezó a dominar el tempo del partido. Los contragolpes y el juego vertical de los alemanes se acabaron, más por cansancio físico que por acierto de la zaga culé. La entrada de Milito por un errático Márquez también dio cierto equilibrio al conjunto de Guardiola.

Fue entonces cuando apareció la suerte del campeón. Un balón largo lo bajaba Piqué e Ibrahimovic, a bocajarro y en segunda instancia, fusilaba en el interior del área pequeña. El sueco ponía las tablas en el luminoso. El público germano no podía creerlo.

A partir de entonces, el Barça despertó y reaccionó. El gol animó a los visitantes, mientras que los locales se hundieron por completo. En el setenta, Ibrahimovic pudo dejar sentenciada la eliminatoria tras un fallo garrafal de Lehman, pero su disparo lo despejó a córner la mano de un defensor. Otro penalti clamoroso que se tragaba el colegiado.

Tras el gol, un par de chispazos del Stuttgart y poco más. Ambos conjuntos parecían contentarse con el resultado. Así pues y visto lo visto, el Barça se trae un buen motín de tierras germanas. Nadie dijo que reeditar el título de la Champions fuera tarea fácil. El partido de vuelta enel Camp Nou será decisivo.

Noticias relacionadas

El Celta destituye a Antonio Mohamed y designa al portugués Miguel Cardoso nuevo entrenador

Había firmado el pasado verano por dos temporadas para reemplazar a Juan Carlos Unzué

El Real Zaragoza abandona los puestos de descenso tras remontar en Tarragona

En el 64, el conjunto maño logró darle la vuelta al encuentro gracias a un sensacional lanzamiento de falta de Pep Biel

El Betis asalta el Camp Nou en la vuelta de Messi

Los de Setién sorprenden a un FC Barcelona que fue siempre a remolque

Benzema devuelve al Madrid a la pelea

Los blancos siguen la racha de Solari en la complicada visita a Balaídos

El Valencia confirma su recuperación en Getafe

Los 'che' necesitaron que el VAR entrase en acción
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris