Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Así son los españoles

Marino Iglesias Pidal
Redacción
lunes, 22 de febrero de 2010, 13:00 h (CET)
(Y a pesar de todo ganó el Atlético)

Muchos, españoles digo, demasiados, son así, y para ver cómo es el así no tienes que perderte buscando en la ambigüedad, hacia donde quiera que orientes la atención descubres la respuesta.

El hecho de que su nivel cuantitativo haya convertido en anormal el diseño natural no es óbice para que, a aquellos que hemos - alguno más que yo habrá, pienso - permanecido inmunes a este último paso evolutivo, nos resulte raro el ver a los demás caminando, eso me parece a mí, con lo de atrás para adelante. Esta forma de andar explica el pensamiento, inexplicable si no, de los aludidos, pues las cosas han de verse de muy distinta manera mirando desde el reverso, como ellos miran, con dos ojos, los tradicionales, hacia atrás y uno, hasta no hace mucho con una misión específica, que no era precisamente la de mirar, mirando al frente; consecuentemente, los mensajes que este ojo envía al cerebro han de ser puramente escatológicos.

Aun cuando el personal miraba el mundo con los ojos que tiene sobre y a ambos lados de la nariz, presumir, vanagloriarse, nunca estuvo bien visto, pero el que sucumbía a la tentación de hacerlo presentaba a la vista u oído de los demás virtudes que, en si mismas, serían dignas de exaltación y no las que, se supone, son inherentes a la simple condición humana. Ahora, esa gente que mira con el ojo situado bajo el coxis presume de “virtudes” que uno, por mucho empeño que ponga, no alcanza a identificar como tales. Simplemente a modo de ejemplo, visto en esta televisión alienante nuestra de cada día, lo suelta un humorista cuya orientación sexual es evidente, con gesto condescendiente al hacer su primera consideración, “el ser etero mola”, convierte entonces su gesto en otro de: por supuesto, y añade, “pero ser homosexual mola más”, sonrisa de complicidad mientras el publico del estudio aplaude con entusiasmo. Pues debe ser verdad, hasta tiene fecha señalada para enaltecer esta condición que mola más, el “Día del Orgullo Gay”. Bueno, pues algo así ocurre en España con España, se puede ser español, pero sólo mola algo si el que lo manifiesta demuestra con sus actos que su españolidad deja mucho que desear; el ser antiespañolista mola mucho más, Hasta que extremo mola más, que un equipo, tan español como el Atlético de Madrid, no puede disfrutar a plenitud su triunfo sobre el Barça ¿? porque con ello ha beneficiado al Real, un equipo españolista, cuyos seguidores han de ser por tanto puros fachas, fascistas.

Se dice que la dictadura de Franco utilizaba el fútbol para mantener ahuevonados a los españoles, con esto, por lo visto, fue suficiente para satisfacer sus pretensiones hasta el día de su muerte. Si consideramos, ¡que debiéramos considerarlo! que los medios han de estar en consonancia con los propósitos ¿cuál será el propósito de un Gobierno democrático que nos atiborra de fútbol, Gran Hermano, Sálvame, Sálvame de lux, La Noria, El Debate… La Sexta en pleno, La Cuatro…? Que haya creado leyes y montado un sistema judicial que, para beneplácito de vividores, ladrones, violadores, asesinos… hacen imposible la justicia, que pone tope hasta al más mínimo de los derechos de los trabajadores, topes salariales, ¡pero no topes gananciales al empresariado! no para poner un límite que no puedan exceder, pues esto limitaría su ambición y frenaría una evolución positiva, sino topes que marcaran contribuciones que realmente se correspondieran con las ganancias desorbitadas – sindicatos que lo veis, ¡qué bolas tenéis! -. Un Gobierno ¡al que nosotros pagamos! ¡Que es nuestro asalariado! y al que consentimos para que se enchufen en él, y en la clase política en general, todos cuantos ellos deciden, para que ellos mismos se fijen sus emolumentos, su sistema de jubilación y subvenciones…

Qué disparate. Pero lógico. ¿Puede el ojo del culo enviar al cerebro una señal que engendre más que mierda? Seguir caminando de espalada, seguir, ya veréis, cuando os metáis el coñazo, a dónde fuisteis a parar.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris