Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cambio de vida

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
lunes, 22 de febrero de 2010, 12:58 h (CET)
Las personas no somos máquinas de piñón fijo, ni como los ríos, cuya agua no puede volver atrás. Al usar la libertad, tenemos la posibilidad de cambiar, rectificar y escoger en la vida otro rumbo que nos satisfaga y haga felices. De vez en cuando, está bien echar una mirada a nuestro interior, para ver si vamos bien en la vida, nos sentimos realizados y estamos contentos con nosotros mismos. De sabios es rectificar.

Todos los humanos nos sentimos atraídos por el bien, la belleza, la verdad y el amor. Dentro y fuera de nosotros encontramos algunas de esas cualidades que nos fascinan, pero que sólo satisfacen relativamente al poseerlas. Y es que la fuente de todo bien, belleza, verdad y amor está sólo en Dios, el ser absoluto. Hacia él, como partículas de hierro ante el imán, todos nos sentimos irremediablemente atraídos y experimentamos la verdad del dicho agustiniano:”Nos has hecho, Señor, para ti y nuestro corazón anda inquieto hasta que descanse en ti”.Lo pensemos o no, todos los humanos venimos de Dios, somos de Dios y a Dios nos dirigimos. Buena ocasión la que nos ofrece la Cuaresma para meditar el rumbo que lleva nuestra vida y obrar en consecuencia. Centrarnos en Dios es lo esencial. Nos va en ello nuestra paz y felicidad. Estamos a tiempo.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris