Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Jubilación y castigo

Antonio Cánaves (Palma)
Redacción
lunes, 22 de febrero de 2010, 12:42 h (CET)
Tenemos las pensiones más bajas de Europa, pero con la excusa de que el sistema de pensiones no puede soportar los costes que genera el alargamiento de la esperanza de vida. El gobierno se propone prolongar la edad de jubilación a los 67 años, poniendo de manifiesto la extrema cobardía de un socialismo, que no tiene ningún reparo en culpabilizar y castigar a quien no tiene ninguna culpa de la crisis financiera. Poniendo de boca en boca, toda una retahíla de mentiras para justificarse, que de tanto repetirlas, ya se toman por verdaderas. Olvidando que:

- Los últimos 10 años de vida laboral, es el periodo donde se producen mas accidentes laborales.

- Los trabajadores han cotizado toda su vida laboral para jubilarse a los 65 o antes. Si el gobierno ha malgastado el dinero de la caja, el trabajador no tiene ninguna culpa, es una malversación de fondos del gobierno (como si, después de ahorrar toda tu vida, al ir a sacar tus depósitos del banco, te dijesen que no hay fondos). Eso es un fraude, un delito.

- Al añadir dos años más de trabajo, no solo le roban a cada trabajador una media de 24.000 euros, que es lo que se ahorra el estado en 24 mensualidades de pensión. Si no que continuara aportando dinero a través de su cotización

- Si hay casi cinco millones de parados, lo lógico, seria reducir la edad de jubilación para sustituir las personas de edad avanzada por los parados, hasta dejar el paro a cero, evitando tener que pagar una sola prestación por desempleo.

- Si el progreso consiste en perfeccionar las técnicas de producción para reducir al mínimo, los tiempos de elaboración, fabricación, transporte y venta de productos ¿Cómo es que, a mayor perfeccionamiento, no se reduce progresivamente el tiempo trabajado? Gracias al progreso, cada día se necesita a menos gente para producir mayor cantidad de productos?. Pero eso, no lo notamos, ni en la reducción de la jornada laboral, ni en el adelanto de la jubilación. Solo se nota en el aumento de beneficios de grandes empresas y bancos, poniendo más ceros a las grandes fortunas.

- El trabajador ha cumplido religiosamente con su cometido de producir eficientemente, no podemos pagar los platos rotos de políticos y empresarios por la su falta de capacitación y formación. Nunca puede ser un agravante para el trabajador.

El objeto de estas mentiras es desviar el foco de la culpabilidad de la crisis financiera hacia los sectores mas desfavorecidos, evitando el menor cambio del modelo económico especulativo que tanto juego da a la banca y su conexión con los paraísos fiscales que dan cobertura a toda clase de corrupción y crímenes. Lo mas denigrante es que educamos a nuestros hijos para que sostengan un sistema que nos pisotea y nos trata como seres inferiores.

Noticias relacionadas

Cafés van salvando vidas

Un poema de Aurora Peregrina Varela

Un esperanzador encuentro

​Una profunda reflexión y luz y claridad es lo que la Iglesia Universal espera y desea de este encuentro

Momentos difíciles para el Vaticano. La exhumación tercermundista de Franco

“Un maestro que permanece mudo cuando se enseña el error, y no obstante pretende ser un maestro de la verdad, es peor que un fanático descarado y con su hipocresía hace más daño que un hereje...” Martin Lutero

¿Dedicar un tiempo a la política o vivir de la política?

La dedicación a la política, con billete de ida y vuelta, solo será posible cuando el político tenga una profesión a la que volver

Ante el avance de los nacionalismos

Jesús Martínez Madrid, Salt (Girona)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris