Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Choques China- EEUU

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 20 de febrero de 2010, 09:18 h (CET)
China es la potencia productiva que más crece. Tiene el idioma más hablado y el mayor mercado de la humanidad. Ya supera a EEUU en varias industrias punta, planea colonizar otros mundos en el espacio y se estima que para la mitad de este siglo su economía sobrepasará a la norteamericana.

EEUU la ve con dobles ojos. Por una parte la tuvo como aliada contra los soviéticos y ha venido tejiendo muchos lazos empresariales con ésta. Por otra parte, teme ser debilitado por su agigantamiento.

Durante su campaña electoral Obama propuso que su política exterior se distanciaría de la forma en la cual Bush era tan duro con China y Rusia, y que él buscaría tender puentes hacia éstas. En Noviembre Beijing hospedó a Obama buscando llegar a acuerdos sobre cómo enfrentar la crisis económica y el calentamiento globales.

No obstante, China no consintió en temas claves. No quiso cambiar el valor de su moneda, ni sancionar a su aliado Irán, ni ceder en las disputas sobre la Internet o liberalizar su régimen interno.

Los republicanos fueron atacando a Obama por su ‘suavidad’ ante los comunistas orientales, mientras que en Boston le ganaron una elección importante.

Presionado por éstos, quien propuso el “gran cambio” ha terminado adaptando su diplomacia a varias demandas de los neo-conservadores. Tras reconocer las elecciones de Honduras, ocupar Haití y proponer más dureza ante Irán (y Yemen), Obama ha anunciado la venta de $US 6 mil millones en armas a Taiwán y el 18 de febrero recibió al Dalai Lama.

Estas dos últimas acciones han enfurecido a Beijing quien le saca en cara de qué pasó con los iniciales coqueteos y les hace ver que sin ellos no hay solución posible para predisponer a Corea del Norte para que elimine sus armas nucleares.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris