Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Revisionismo

Ángel Ruiz Cediel
Ángel Ruiz Cediel
@angelruizcediel
viernes, 19 de febrero de 2010, 09:10 h (CET)
Todo parece indicar que, en según qué temas, la revisión del debate público sobre cuanto afecta a la sociedad es posible y está de perlas, y, según en qué temas, no. La cosa de la energía nuclear, verbigracia, no sólo puede revisarse, sino que parece ser que el que fuera desestimada por la ciudadanía en grueso y se optara por el desarrollo de energías limpias –incluida la fusión en frío y la energía del punto cero-, ahora ni cuenta ni tiene valor, sino que era una tontería de maniáticos. Dicen las multinacionales de la pasta en crudo y el saqueo de los bolsillos a bajo costo que nucleares tutiplén, y aquí, la peña, comenzando por el inmoral PP que parece que está bailando un tango, se echan en brazos de los adinerados de los átomos fisionados.

Digo yo, y es más que un decir, que si puede revisarse este asunto que tanto apesta, debería revisarse, por la misma regla de tres, el asunto del aborto, de las prohibiciones segregacionistas como la demonización del varón y la chirindanga ésa de la discriminación positiva, la cosa del fumar, lo de que el Estado hocique en las relaciones familiares, en lo de las cámaras de seguridad y en lo del Estado Policial a lo bruto que se están montando los mandamases, que vienen a ser los mismos, más sus servidores políticos, que los de las nucleares.

El revisionismo interesa cuando les interesa a los que nos saquean, y es malo cuando no les conviene a esos mismos pillos, y parece mentira, pero la gente se traga esta bola intragable sin baldes de agua ni nada. Lo cacarean los opinadores a sueldo, sacan la testuz de sus nidos tenebrosos esos partidarios arrinconados por la razón y la evidencia, y nos hacen tomar sopa de átomos a trangullones, condenando antes de que nazcan a incontables generaciones de congéneres. La cosa, vista así, da, cuando menos, asquito y tiene tufo a trampa.

Vamos hacia un Estado totalitario mundial, se vea como sea vea la cosa. Y lo están montando gracias a los mismos que hace tres días negaban el calentamiento global, que son los mismos que vuelven por su vereda porque a uno de tantos investigadores le han pillado en un renuncio, como si todos los cientos de miles de investigadores más fueran lelos o estuvieran pagados por ese pillín que hizo unas pocas trampas, sin duda con buena voluntad, tratando de que viéramos con mayor claridad que lo del lobo que viene no tiene nada de cuento.

En fin, que la cosa es que como el Imperio está como puta por rastrojos, quiere potenciar la industria altamente perniciosa en que es líder –como en todas las industrias altamente contrarias a los intereses humanos tan inherentes a su naturaleza: química, armas, destrucción, muerte, etc.-, y ahora nos quieren poner centrales nucleares hasta en la salita de casa, siempre con la bendición y reverencia de partidos vendidos a una foto y a la logia, y para mayor gloria del enemigo de la especie. De modo, que visto como están las cosas, vayámonos preparando porque tendremos nucleares por todas partes, especialmente ahora que el Imperio tiene guerras en la que desperdigar con munición de truco y trampa los excedentes de los residuos nucleares de sus centrales, como ese Iraq que tiene uranio empobrecido hasta los tuétanos o ese Irán al que van dejar próximamente niquelado.

Que se preparen los ayatolás para recibir una dosis masiva de uranio empobrecido, y vayámonos preparando nosotros para tener el trastero por lo menos un bidón de muerte enlatada de desperdicios atómicos. Así está la cosa, con la reverencia del PP y la engañifa a que nos somete el PSOE. Alea jacta est..

Revisemos, sí, pero hagámoslo con todo, empezando –es una sugerencia- por la estabilidad mental de quienes están proponiendo esto.

Noticias relacionadas

Una historia de Ennio: sobre mitos, leyendas y comienzos

La película se estrenó en pleno verano en un cine florentino, destinada a morirse allí de asco

​¿Y después del confinamiento, qué?

Al finalizar el artículo me acuerdo de la fábula de Esopo, con sus alforjas de derechos y deberes

​Historicismo

​Popper está convencido de que los ensayos y la observación crítica son fundamentales no solo en las ciencias empíricas sino también en las sociales

Tertulias recatadas

​Hablando de cómo captamos los acontecimientos, para después ver si conseguimos asimilarlos, destacan para mal un buen número de personas con bagaje cultural, formación, libros, medios técnicos

​La Nueva Normalidad (II)

Decía ese gran maestro de la radio que es Luis del Olmo que una de las satisfacciones más poderosas que se puede tener en un medio de comunicación era “decir su verdad”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris