Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

La otra gala de los Goya (II): la prensa del régimen silencia las protestas

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 19 de febrero de 2010, 09:08 h (CET)
Como los lectores de esta columna de opinión saben el pasado 14 de febrero hubo dos galas de los Goya. La primera tuvo lugar en carísimo y lujosísimo pesebre cerrado, calentito y lleno de gente acomodada a la cual los de la otra gala, la de la calle y el frío que pela, le paga el sueldo. 89 millones de euros han recibido este año los improductivos de Sinde, de la Iglesia, tú sí que eres un figurante, y Almodóvar. Para que se hagan una idea, 22 millones pedían Sus Señorías para arreglar el problemón de la modernización de la Justicia, asignatura pendiente en España desde 1978. No hubo dinero para ello.

Lo más sorprendente de cuanto viví el domingo en que un grupo de personas llenas de dignidad defendían sus principios fue darme cuenta que las “superestrellas” del cine español no tienen fans y que todo, absolutamente todo, es un enorme montaje. Mentiras y gordas. Nuestros actores, esos que aburren a las ovejas y van por ahí repartiendo moralina y creyéndose el colmo de la “cultura”, no son capaces de reunir ni a cien personas con ganas de cotillear. Es más… ¿sabían que los pocos palmeros presentes, según ha denunciado el sindicato USO, eran, como contaban por “lo bajini” los manifestantes de Libertad 2.0 y de la Plataforma de las Clases Medias el pasado domingo, contratados de Oliart, o sea de TVE, o sea nuestros? Un escándalo. Seguro que pasará desapercibido en los medios.

Y ya que estamos, ¿sabían ustedes que la organización de los Goya pone a disposición de estas estrellitas que tanto elevan la nariz al ventear a la plebe coches “de la organización de los Goya” que dan una vuelta a la manzana para que hagan su entrada en el pabellón? Hablamos de decenas de vehículos. Paga el contribuyente. Esto tampoco lo leerán en la prensa, rendida al plagio y a la horterada que ellos llaman “glamour”.

Dos mil personas. Ahí es nada. Es el número de los que acudieron a la Gala de los Goya a reivindicar la libertad en internet, la defensa de la vida, su derecho a asistir al banquete como productores forzosos que somos los contribuyentes o a clamar contra la externalización de servicios de RTVE en favor del camarada Roures. Corre por la red a toda velocidad -mala suerte, liberticidas y censuradores; con internet, una vez más, no habíais contado- un vídeo de 14 minutos de duración (http://bit.ly/am1AwW) elaborado por un blogger de la Plataforma Libertad 2.0 que recoge la monumental pitada y la gran mentira y gorda que son los premios Goya. Vídeo que ustedes no han podido ver, salvo en Intereconomía, en ningún medio de comunicación. Y es que de las reivindicaciones del “populacho” los señoritos periodistas que andan de la mano de los editores de la prensa de papel clamando por poder participar del reparto de los Presupuesto Generales del Estado no se han dignado a hablar.

Lo han ocultado haciendo patente que en la España actual no existe la libertad de expresión y que la prensa no es más que otro aparato al servicio del régimen del consenso. Tal vez por eso anden los periodistas y contertulios habituales entusiasmados con la idea del real pacto de silencio propuesto para intentar prolongar un rato más la agonía del moribundo y quebrado Estado. De espaldas al pueblo, claro.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris