Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Del gélido calentamiento de la Tierra

Mario López
Mario López
viernes, 19 de febrero de 2010, 09:04 h (CET)
En mi vida había asistido en Madrid a un invierno tan nevoso y ventoso como el que estamos pasando. De seguir así, en breve nos acostumbraremos a la compañía del oso blanco y a los niños haciendo windsurfing callejero (o a las abuelas volando). Quizá sea cosa del cielo, que se ha apiadado de nosotros, en estas horas de crisis, y nos quiere brindar su apoyo, ofreciéndonos la oportunidad de adoptar nuevos modelos de crecimiento.

Por ejemplo, la cría de perros de tiro; el Chow Chow, el Pastor Australiano o el Grosser Schweizer Senpenhund son excelentes opciones. En torno a la cría de los perros, podría florecer una boyante industria del tiro: fábricas de trineos, talleres de reparación y tuneo; o centros de entrenamiento y academias de idiomas para aprender a decir gee, haw, straight on y come gee. Ya me veo yo a la crema de nuestros empresarios haciendo cola frente al Ayuntamiento de Madrid, para solicitar la concesión de la primera línea metropolitana de trineos: Plaza de Castilla-Atocha (de hecho ya estoy pensando en fundar la Compañía Metropolitana Canina de Madrid). También se podrían montar pequeños negocios de instalación de iglús, y, por supuesto, restaurantes de comida esquimo-aleutiana. Mientras nos ocupamos de prevenir el calentamiento terrestre, podríamos, a la par, combatir los rigores de estos inviernos que son más propios del Doctor Zhivago que del alegre calorrillo ese que, descalzo, canta aquello de: "el aire de la calle a mi me huele a goma fresca". Para empezar, ¿por qué no volvemos a los calzoncillos de lancero bengalí, a los puestos de castañas, a los carajillos, al sol y sombra, y a los emplastos contra sabañones? Para estos tiempos que corren, el lema bien podría ser: "¡Luchemos contra el calor... con una estufa de picón!" A veces la vida parece una gincana (o como se diga).

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris