Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

A cara de perro

Marino Iglesias Pidal
Redacción
jueves, 18 de febrero de 2010, 09:38 h (CET)
El título nace en el hecho de haber puesto la tele en un momento, de día y hora, en que no esperaba encontrarme con estos seres anatómicamente humanos, escatológicamente cerebrados, exhibidos en los bestiarios televisivos; pero es que ya inundan la programación.

La reflexión que sigue la hago a medida que escribo, y vaya uno a saber de cuándo data el génesis de lo que guía mis dedos en el teclado.

Considero, ya lo he escrito por aquí hace tiempo, que la Tierra debería albergar una única nación, dado que, para pelear, para que haya intereses encontrados, se necesitan dos cuando menos. Sin embargo también he mencionado, tiempo ha, la por mí denominada “Confabulación mundial – de momento, occidental – de vivos”. Más tarde ya he escuchado a algunos políticos declarar que ésta es la tendencia. Cuando se lo oí a de la Vega pensé, malo, y es que muchas intenciones, la mayoría, se adivina han de traer buenas o malas consecuencias, caso de llevarse a cabo, para los ciudadanos en función de a quién satisfagan al momento de presentarlas. Que Josep Lluís aplauda la intervención del Rey pidiendo unidad a los dos grandes partidos políticos, lo que es a mí, no me deja duda sobre la inconveniencia de este paso dado por el monarca. No considero necesarios más ejemplos.

Si uno se toma la molestia de mirar, verá que aquellos que tienen el poder, político y económico, cada vez se sienten más seguros. ¿En qué se les nota? En que cada vez disimulan menos sus intenciones. ¿Y eso por qué? Porque el estupidómetro con que chequean al pueblo claramente les indica que el lavado cerebral a que le tienen sometido va surtiendo los efectos que ellos apetecen, ¡si ya desde que accede al sistema educativo ponen al niño en tratamiento! Sólo un apunte, observen cómo los jóvenes cogen el lápiz para escribir, ¡lo mismo que si estuvieran agarrando de los pelos al carajito/a de al lado! Claro, si ya las nuevas generaciones son incapaces de interpretar la letra impresa, ¡qué pasará si intentan leer la manuscrita!

Hay quien no tiene dudas de que “el poder” busca mayor efectividad convirtiéndose él en una sola mano con que apretar al sometido unificado en un solo cuello, y que los disimulos para las estrategias con este fin irán, lógicamente, en función inversa de los resultados: cuanto mayor sea el logro, menor será la necesidad del disimulo para seguir avanzando en sus propósitos. Y, si el personal no reacciona, no parece muy lejano el momento en que muestren sus intenciones “a cara de perro”, lo harán cuando el estupidómetro les indique que el “sabio pueblo” no verá en el poder su cara real de pitbull despiadado, sino la de una élite amorosamente maternal que se esfuerza por favorecer a los más necesitados. Pavorosa perspectiva.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris