Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Holgazanes y cuentistas

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
miércoles, 17 de febrero de 2010, 09:46 h (CET)
Sabíamos que los sindicatos de clase eran la representación de la holganza permanente. Sabíamos también, porque así lo confirmó una liberada sindical en LA GACETA, que dañan el material de hospitales y empresas para entorpecer el normal desenvolvimiento de la actividad. Sabíamos que entre los liberados — precisamente por la misma fuente — predominaba el perfil del experto en escaqueo. Y sabíamos muchas cosas más, algunas de ellas mejor no confesar; pero ahora descubrimos que en plena crisis, camino de los cinco millones de parados, los dirigentes sindicales viven como auténticos ‘marqueses’, convertidos en parásitos sociales, a costa del agobiado y sacrificado contribuyente. Cuanto antes comience la movilización para romper la afiliación a los sindicatos obreros, antes comenzará el camino de la recuperación.

La prensa digital está descubriendo cada día nuevas ‘aventuras’ sindicales. Trabajar no trabajan, pero…vivir… ¡viven a todo trapo! Da igual que haya actualmente cuatro millones y medio de parados, un millón de familias sin protección y una constante sangría de puestos de trabajo. A ellos les trae sin cuidado que la crisis esté en plena ebullición y acogotada la ciudadanía. Suelen ir de comilona en comilona, de fiesta en fiesta y, de vez en cuando, no descartan montar una manifestación, para que ruede la bola, la juerga, las dietas, el alcohol,… ¡Qué vergüenza de sindicatos de clase!

Ahí tienen a los dieciocho dirigentes del sindicato socialista ‘en plan tripero’ en un conocido restaurante madrileño. Es fácil entender que, mientras Zapatero les llene el pesebre, no tienen necesidad de trabajar. A cambio deben genuflexión y agradecimiento. Tampoco se van a ver despedidos de sus empresas; aunque los empresarios estarían deseosos de despedirlos. De hecho, en muchas empresas hay un pacto tácito de no contratar a trabajadores vinculados a los sindicatos de clase, lo cual aplaudimos y contribuimos a extender a diario. Sobran vagos, como sobran personajes capaces de poner palos en las ruedas. En este sentido debería tomar carta en el asunto la Administración — tanto la central, como la autonómica y la municipal — de la misma forma que lo ha hecho la comunidad de Madrid. ¿Para qué los liberados sindicales en la administración? ¿Tan ignorantes es la ciudadanía como para hacer el caldo gordo a esta ‘tribu’ de dormilones y holgazanes?

Hoy nadie suele dudar que los ricachones del sindicato socialista se sienten una casta diferente. No les gusta relacionarse con los trabajadores, por si les infectamos la ilusión o el afán por trabajar. Han conocido un mundo que les era inalcanzable, e incluso para muchos era un mundo de ensueño, gozo, ocio y descanso.

La noticia del reciente abuso de uno de los sindicatos obreros, como es UGT - organización que se ha convertido en una vergüenza para trabajadores e inversores – ha sido resaltada por PERIODISTA DIGITAL, concluyendo que “en circunstancias normales, (…), se puede almorzar por 60 euros, pero este martes, los alegres ugetistas se sentaron en torno a una gran mesa en la planta de abajo, salieron a 130 euros por barba. Una forma muy especial de luchar contra la crisis y la “conspiración internacional” que denuncia ‘Pepiño’ Blanco. ¡Un brindis por los parados!”

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris