Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Sobre ciertos nombres

Mario López
Mario López
miércoles, 17 de febrero de 2010, 09:43 h (CET)
Es bastante humano, y no infrecuente por consecuencia, que ciertos calificativos, de intención peyorativa, agresiva o irrisoria, lo que vulgarmente se llama un mote, apodo, remoquete, sean admitidos y asimilados por la víctima o recipiendario con reacción afirmativa de altivez. Inopinadamente o en el curso del tiempo, el nombre que nació para befa o repulsa trueca su condición y se convierte en emblema de aspiraciones o logros ilustres.

Este trastrueque y reversión negativa de valores en la significación de los nombres lo mismo puede ocurrir con una persona o familia singulares como quizá con un partido político, escuela literaria o estilo artístico. Así los que tienen en la punta de la nariz una verruga parecida a un garbanzo son llamados Cicerones ("cicero", en latín, es garbanzo). Ovidio se llamaba, a la par, Nasón, que quiere decir narigudo. Julia da nombre a la familia de los imberbes; Claudia, a la de los cojos; Mariano, a la de los políticos pesados y pusilánimes; Aznar, a la de los políticos facundos e insidiosos; y Zapatero, a la de los políticos crédulos y bobalicones. El maestro de la biopolítica, Morley Roberts, viene a decirnos que una comunidad o sociedad humana es un organismo inferior y elemental, en proceso de evolución ascendente (aunque algunos hagan el camino en el sentido contrario). Así que podemos sentarnos a ver crecer la hierva, porque aún nos queda mucha ascensión; más que en el Tour de Francia. Y esto que digo yo no es nada nuevo. Bien podría haberlo escrito Ramón Pérez de Ayala en el diario ABC, allá por el verano de 1958.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris