Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Francisco Camps y la histografía franquista

Mario López
Mario López
martes, 16 de febrero de 2010, 09:26 h (CET)
Por mucho que se empeñen estos fachas en reinventar la Historia o, lo que viene a ser lo mismo, volver a los textos de la histografía franquista, jamás conseguirán hacernos olvidar que el general Franco provino de un ejército africanista sobrevenido al desastre de Cuba.

Que aquel ejército se fue a África a resarcirse del severo correctivo recibido en 1898 y que acabó peor de lo que estaba; vamos, que fue a por lana y volvió trasquilado. Que ese ejército abandonó la tradición popular y progresista de los militares españoles del siglo XIX para convertirse en soldados-policías fascistas, jabatos (en pos del ascenso) y capodinos (en pos de la pasta). Que fueron mandados a África por un rey que antepuso sus intereses empresariales en las minas de Melilla a los intereses de la patria. Que, en lugar de aprovechar el buen momento de crecimiento industrial que podría habernos llevado a la sociedad del bienestar, aquel monarca pornoadicto se lapidó el dinero de todos en una guerra que supuso el sepulcro para decenas de miles de adolescentes proletarios y la más absoluta ruina para todos. Que aquella sucesión de desastres provocó la revolución del pueblo. Y que aquella revolución fue ahogada en sangre por esos mismos militares que, ya exhaustos y envilecidos en tierras del Rif, no tenían ni munición para llevar a cabo una guerra de trincheras. Guerra que, además de brutal y canalla, resultó profundamente grotesca y favorable al ejército de Franco gracias a la aviación nazi. Que la conclusión de aquella guerra dio paso a un régimen que dedicó sus primeros años al exterminio del opositor y el resto a su represión. La historia es implacable, por mucho que se empeñe Francisco Camps y sus compañeros de farra en meterla en una horma de sainete. Y sí, también se quemaron iglesias y se mató a mucho inocente en las checas. Sí, pero después de muchos siglos de calvario.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris