Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Rajoy es bueno para Zapatero

Lorenzo de Ara
Redacción
lunes, 15 de febrero de 2010, 13:40 h (CET)
Que sí, que tenemos un líder de la oposición bastante apagado. O sea, lento de cojones. Es Mariano lo poco bueno que le puede esta ocurriendo a Zapatero. David Gistau lo sentencia en El Mundo: “Rajoy recuerda a aquel espermatozoide de Woody Allen que tenía pavor a la luz verde del salto”.

La política del PP tiene desencantados a millones de votantes que ni de coña han pensado votar al socialista. Pero la inactividad del PP está provocando que esos millones de votantes, futuros votantes, piensen que a lo mejor es más conveniente votar en blanco, pasar del PP, pasar de Rajoy, y ejecutar una sentencia capital hacia los dos partidos mayoritarios.

Rajoy lo tiene muy fácil. Pero también es complicado aceptar la simplicidad de la situación. Lo que tiene que hacer es proponer una alternativa a la debacle zapateresca. Necesitamos escuchar de su boca una serie de medidas eficaces para salir del actual atolladero. Lo que no admitimos como juego limpio es la presencia mayestática de un opositor que aguarda con la baba en los labios a que la desgracia con guadaña caiga desprevenida sobre el cráneo del mortal monclovita.

Zapatero es el culpable. Fetén. Zapatero es el personaje ya histórico que ensuciará los libros sapienciales. España está sufriendo las consecuencias de una arremetida ideológica. Como la pertinaz sequía y la conspiración internacional proclamada en la plaza de Oriente por el general derrotado. Paradoja. Y Rajoy, si quiere entrar a la casa del otrora guapito de cara, debe hacer cuanto antes los deberes. No lo quiero ver en los balcones prefabricados para mítines sin trayectoria.

En primer lugar, tiene que hablar y pensar, mejor pensar antes de hablar. Es menester que se desprenda del miedo al qué dirán. Necesitamos un Rajoy transparente, enfadado, provocador, inteligente pero infante de marina en plena ebullición. La moción de censura es una herramienta. Y si hay que perderla, que se pierda, a pecho descubierto, dando la cara, en el centro del ruedo, a las cinco de la tarde. Peor lo pasa el parado que depende de la prolongación del PER nacional para poder aguantar hasta las próximas elecciones. ¿Votar? Cuánta pérdida de tiempo.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris