Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Copo   Política   -   Sección:   Opinión

El que espera no desespera

“… y en esto llegó el señor Rufián…”
José García Pérez
lunes, 31 de octubre de 2016, 01:03 h (CET)
Al tiempo que veía detalles de los hombres de Cholo y muy poco de los de Luis Enrique, el mando de la tele saltaba a la Carrera de San Jerónimo para visualizar de reojo la ya anunciada investidura de Mariano Rajoy como Presidente del Gobierno de España.

En el último partido citado en el párrafo anterior, el “gallego” ha roto uno de los dichos más famosos de nuestro refranero, ya saben: aquel que afirma que “el que espera, desespera”. No le la ha importado al nuevo “presi” de España tener que acudir a dos elecciones generales, visualizar un pacto entre PSOE y C´s, escuchar mil veces al señor Sánchez decirle “NO, y que parte del NO es la que no entiende”, pasar (no sé si seguirá) por la corrupción de una parte importante de su partido en las Comunidades de Valencia y Madrid, etc., y tragarse toda clase de insultos sin perder la calma en su espera, tal vez haciendo realidad a la frase del político y masón Bartolomé Mitre que afirmaba lo siguiente: “El hombre que quiere, ha hecho ya la mitad del camino.”

Pedro Sánchez no supo esperar; y además con su anuncio de renunciar a su escaño quiso, tal vez, restar protagonismo al hecho de la investidura de Mariano Rajoy; ya ven que hoy tiene una entrevista en el “Salvados” del suavón”, aunque buen profesional, Jordi Èvole.

Además, el nuevo, ya viejo, presidente, es el único que tiene la llave de convocar unas nuevas elecciones en la mano a partir del próximo mayo, y ello ocurriría si la ciudadanía visualizara que el Congreso no sirve para nada ante una oposición cuya misión fuese la de crear la ingobernabilidad con un bloqueo permanente a las propuestas legislativas del Ejecutivo.

Y en esto llegó el señor Rufián, valiente giro gramatical acabo de dar, para asustar a políticos y ciudadanos normales con un babear de odio que fue más allá de lo sencillamente humano, para convertirse en un anticipo del Día de Difuntos en su macabro juego de remover huesos de históricos socialistas.

En fin, amiga Ana y queridos lectores, “fumata blanca”.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris