Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Unasur y Haití

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 12 de febrero de 2010, 09:52 h (CET)
La cumbre de UNASUR en Quito se centró en Haití contando con la presencia de Preval, presidente de dicha nación. Sin embargo, a ella no asistieron 8 de los 12 mandatarios que la conforman, entre ellos los dos socios sudamericanos de Correa en el ALBA (Morales y Chávez) y los presidentes de las dos principales republicas de la región (Argentina y Brasil).

Estas ausencias son significativas. Brasil encabeza a las fuerzas armadas de la ONU que ocupan Haití desde hace un lustro. Venezuela y Bolivia son los dos Estados que más han cuestionado la presencia de casi 20,000 tropas de EEUU en Haití aduciendo que Obama, en vez de buscar mandar personal para curar o socorrer a los damnificados, ha enviado a guerreros para “re-colonizarle” y buscar utilizarle como plataforma contra ellos.

Preval avaló la presencia de las tropas extranjeras. La UNASUR no condenó la presencia militar norteamericana allí y se limitó a pedir que la reconstrucción post-sísmica esté a cargo de los propios haitianos.

También aprobó dar $300 millones a los damnificados (dos tercios de esta suma en torno a un préstamo común que todos solicitan). Caracas informó que Petro-Caribe condenaba la deuda haitiana de casi $400 millones. Estos montos no son altos dado los billones de dólares que se requieren para reconstruir Haití, pero son cifras mayores a las donadas por EEUU.

Uribe logró algunos puntos. Estuvo en Quito (pese a que ésta rompió relaciones con Bogotá) reiniciando conversaciones, y tendió puentes hacia Lugo a quien le secundó buscando extraditar a dirigentes de la Izquierda Unida paraguaya refugiados en Brasil.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris