Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cartas al director  

La hemorragia del PSOE

S. Madrid, A Coruña
Lectores
@DiarioSigloXXI
domingo, 23 de octubre de 2016, 15:12 h (CET)
Las consecuencias de que el PSOE permita gobernar a Rajoy no serán pocas. Por ejemplo, en sus relaciones con Podemos, que amenaza al PSOE en muchos frentes y tiene una línea muy clara de desgastar a los socialistas, para erigirse en el auténtico partido de izquierdas.

Sin embargo, no me refiero sólo a la “amenaza” de ir acercándose o superar en votos y diputados a los socialistas, sino a la amenaza de las consecuencias que puede tener una abstención del PSOE que permita gobernar a Rajoy. Los de Pablo Iglesias pueden “romper la baraja” en diversas comunidades autónomas en que ahora gobiernan juntos, o gobierna el PSOE con el apoyo multiforme – casi todo en Podemos respira una mutación constante y variopinta, a veces incoherente – de la formación de Pablo Iglesias y otros partidos políticos.

Los pactos PSOE-Podemos en diversas comunidades autónomas penden de un hilo, y así lo han hecho saber diferentes líderes. Uno de ellos, Pablo Echenique, no es un líder autonómico solamente, en este caso secretario general en Aragón, sino que también es secretario de organización estatal, por lo que su advertencia tiene más peso. Habla el líder aragonés, y habla el líder nacional.

Ante esa situación, el socialista Ximo Puig, que preside la Generalitat Valenciana, gracias a un pacto – Acuerdo del Botánico – con Compromís y Podemos, ha dejado caer que la abstención para permitir gobernar a Rajoy no debería recaer en el PSOE únicamente, sino en varios partidos políticos. Es ingeniosa la propuesta, pero no parece viable.

Los socialistas están en un atolladero, un cierto suicidio a cámara lenta. Se lo han ganado a pulso, por méritos propios, aunque estén pidiendo perdón por el lamentable espectáculo del 1 de octubre, que acabó con la dimisión de Sánchez.

Por el bien del PSOE y también de España, espero que el PSOE detenga de verdad su hemorragia, recupere las señas de identidad y tenga paciencia. Paciencia deberá tener Rajoy gobernando, pero tanta o más el PSOE: sus nervios sólo beneficiarán a Podemos.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración

Políticos sin ética

Ética sin virtud es un cero a la izquierda

Afecciones del alma

La partitocracia se ha revelado como un problema para la democrática convivencia

Bienvenidas las iniciativas globales

Somos hijos del tiempo, pero también de la acción conjunta. ¡Aprendamos a organizarnos!
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris