Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   LIGA BBVA / JORNADA 20   -   Sección:   Fútbol

El Atlético de Madrid presenta su candidatura al descenso (0-2)

Duda adelantó al Málaga a los dos minutos de partido
Redacción
domingo, 31 de enero de 2010, 21:37 h (CET)
El Atleti regresa por la senda de la humillación regalando un partido al que salió perdiendo desde el vestuario. Mientras, el Málaga, ordenado y bien colocado sobre el campo, toma aire y se queda a tres puntos del descenso

FICHA TÉCNICA
0- Atlético de Madrid: DeGea (1); Ujfalusi (1), Perea (0), Domínguez (2), Antonio López (0); Simao (1), Camacho (0), Tiago (1), Jurado (1); Ibrahima (1), Forlán (0).
2- Málaga: Munúa (2); Manu Torres (2), Wellington (1), Iván González (2), Jesús Gámez (2); Javi López (3), Toribio (2); Duda (2), Benachour (1), Fernando (2); Caicedo (1).
Cambios : En el Atlético de Madrid Agüero (1) por Ibrahima (min.45), Reyes (1) por Camacho (min.45), Raúl García (0) por Antonio López (min.68) y en el Málaga Baha (1) por Caicedo (min.59), Juanito (1) por Duda (min.63), y Gaspar (1) por Jesús Gámez (min.64).
Goles: 0-1 Duda, min.2. 0-2 Javi López, min.70.
Árbitro: Mejuto González, colegio asturiano (3). Amonestó en los locales a Antonio López (42’), Agüero (48’) yTiago (91’) y en los visitantes a Manu Torres (10’), Wellington (40’) y Fernando (68’).
Incidencias: Partido de Liga correspondiente a la vigésima jornada. 45.000 espectadores en el Vicente Calderón. Terreno de juego con varios parches en las áreas.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: la puntería del Málaga
Con esta victoria el Málaga materializa con goles los buenos partidos que venía haciendo en las últimas jornadas.
Excepto Domínguez, Agüero y Reyes, el resto de jugadores rojiblancos demostraron una inoperancia impropia de unos profesionales.
El dato: 1953
Desde ese año llevaba el Málaga sin ganar un partido de fútbol en la ciudad de Madrid. 52 años después rompió el maleficio.
Daniel Sanabria / Enviado al Vicente Calderón

Justo cuando parecía que era imposible superar el último esperpento, llega el Atleti y echa por tierra todas las teorías. La humillación en casa propia o ajena ya se ha convertido en tradición en un club presidido por un productor de cine y dirigido por un veterinario. Si alguien esperaba que la alegría de la Copa se contagiara los domingos probablemente estaría engañándose a sí mismo. Este Atleti, que da una de cal y cinco de arena, es un cadáver a rayas. En cada partido se cava su propia tumba, regalando un gol al rival cuando la mitad de la gente aún se acomoda en sus localidades.

Ante el Málaga no hubo excepción, y así, en el minuto dos el brasileño Duda remataba dentro del área pequeña un pase horizontal desde la derecha de Jesús Gámez. 156 segundos tardó el conjunto andaluz en romper la línea defensiva rojiblanca, que parece hecha de cristal. Con la carta de despido en la mano de Pablo, Juanito y Pernía, la lista negra de defensas colchoneros es inampliable aunque para Quique no tendría fin: Perea volvió a demostrar que no comprende que el balón tiene una forma redonda y no cuadrada; Antonio López ha pasado de cumplir con discreción a ser un coladero, y Ujfalusi alterna arrancadas similares a las de Cafú con cagadas propias del mítico Spasic.

Con el equipo local roto en cada una de sus líneas y el marcador a favor, el Málaga se dedicó a proteger el balón y guardar el orden defensivo. Y bien que lo consiguió: el primer disparo con peligro entre los tres palos del Atlético de Madrid llegó en el minuto 73 mediante Dominguez, un dato que habla por sí sólo. Antes, en la primera parte, Forlán desperdició el enésimo mano a mano de la temporada ante un contundente Munúa. El uruguayo parece haberse retirado del fútbol sin previo aviso. Eso, o la persona que se mueve dentro de su camiseta es una muñeca hinchable con peluca. Lo demás es incomprensible.

Quique, sin soluciones
Debido a la resaca de la Copa del Rey, Quique decidió dar descanso de inicio al Kun Agüero y Reyes, por lo que apostó por Ibrahima y Jurado, acostado (y perdido) en la banda izquierda. El senegalés fue una isla durante todo el partido, pero la afición le agradeció la permanente lucha que libró contra los defensas del Málaga. Con el 0-1 en el marcador y los silbidos de la afición local se llegó al final de los primeros cuarenta y cinco minutos.

En el descanso Quique Flores trató de dar dos soplos de aire fresco al equipo dando entrada a Agüero y Reyes, los dos futbolistas más en forma de la plantilla, por no decir los únicos. Pero ni siquiera así pudo reaccionar el Atleti. La falta de soluciones sobre el terreno de juego era más que evidente, y en un nuevo error defensivo llegó el segundo del Málaga: Fernando se marcha muy bien por la derecha y su pase atrás es repelido malamente por Perea, que deja el balón a merced para que Javi López fusile a DeGea. A raíz del segundo gol, pitos y más pitos para el colombiano, un futbolista que ha pasado de ser uno de los ídolos de la afición rojiblanca a una diana negra sobre fondo blanco.

De perdidos al río, Quique dio entrada a Raúl García en lugar de Antonio López, dejando una línea defensiva con tres hombres. El cambio no tuvo ningún tipo de efecto, ni a mejor, ni a peor. Sólo Agüero y Reyes trataban de aportar ideas nuevas en ataque. Una de ellas fue el piscinazo del argentino ante la mirada de Mejuto González, que no dudó ni un segundo en mostrarle una merecida cartulina amarilla. Jurado también tuvo su ocasión pero tampoco fue su noche. Muy participativo en ataque, no encontró jamás un espacio en donde poner un balón inteligente.

Enésima humillación
Los últimos quince minutos de partido fueron un calvario rojiblanco. El Málaga tocaba y tocaba en un rondo como si de un entrenamiento se tratara. Quique se desesperaba en el banquillo y parte de la afición rojiblanca volvía a mirar a Enrique Cerezo. Lejos de lo que pudiera ser una pitada de altos decibelios, los aficionados colchoneros, hastiados de tanta humillación, optaron por callar y mirar. El esperpento crecía y crecía sobre el Manzanares y el tercer gol visitante se palpaba en el ambiente. Quizá por piedad o por falta de fuerzas, el Málaga lo perdonó.

Cuando Mejuto González señaló el final del partido sólo quedaban 5.000 personas en la grada del Calderón. Sin rumbo ninguno en la clasificación y sin esperanzas a las que agarrarse, sólo ganar la Copa del Rey podría salvar uno de los años más ridículos de la historia del Atleti. Por su parte, el Málaga sigue recuperándose y ya se sitúa tres puntos por encima del descenso y a tan sólo otros tres del propio Atlético de Madrid. Amigos rojiblancos, echen cuentas y tápense los ojos.


SALA DE PRENSA
Juan Ramón Muñiz (entrenador Málaga)

"El Málaga debía estar mejor situado en la tabla si tenemos en cuenta el juego que ha hecho el equipo. Esta victoria nos tiene que servir para darnos ánimos y ser optimistas, pero no pasa sacar pecho, porque la liga es muy dura y larga y nos va a tocar sufrir mucho. Hemos jugado un buen encuentro, supimos contener a los hombres peligrosos del Atlético. No les dejamos hacer su juego y obtuvimos un gran resultado, que creo ha sido justo".
Quique Flores (entrenador Atlético de Madrid)

"Nuestra obligación es levantarnos con más fuerza y seguir trabajando.Hay que aceptar y asumir lo ocurrido. El equipo ha hecho un partido horrible, en el que no hay nada que rescatar, y lamento mucho lo sucedido. Pido disculpas a la afición porque no se merece estos altibajos emocionales. Yo palpo la desesperación de la grada. El equipo ha estado horrible. Hay que asumir que trabajo con un grupo muy irregular que se viene abajo con los contratiempos. Mi obligación es cambiar el rumbo y sigo aquí para ello. Cuando algo sale mal, el equipo crece en la desconfianza".


Noticias relacionadas

Francia se enreda en Holanda y Dinamarca asciende a costa de Gales

La campeona del mundo no estuvo fina en Feyenoord

Paco Herrera, nuevo técnico de Las Palmas tras la destitución de Manolo Jiménez

Las Palmas acumula cuatro empates consecutivos ante Mallorca, Deportivo, Elche y Granada

España se complica la vida en Zagreb

Los de Luis Enrique caen ante Croacia en el último minuto y deberán esperar un empate en Wembley

'Otra' Croacia guarda la llave de la Final Four

La selección española busca asaltar Zagreb para poder pelear por el título de la Liga de Naciones y no depender de nadie

Borja Mayoral lidera la remontada de la Sub-21

Mayoral suma 14 goles en 23 partidos con la selección Sub-21
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris