Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Davos canta las cuarenta a ZP

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 30 de enero de 2010, 09:11 h (CET)
Todos ustedes conocerán perfectamente el viejo truco del mal estudiante para justificar ante sus progenitores los “cates” que se traía del colegio. “Es que, papá, este tal señor Fernández, el profesor de matemáticas, no me puede ver y por eso se ensaña conmigo”. Si es que queremos fijarnos en las últimas vicisitudes por las que está pasando nuestro Gobierno, ya no sólo en cuanto a los problemas internos del país, sino, vean ustedes por donde, de los “recaditos” que estamos recibiendo desde nuestros propios vecinos de la UE que, percátense ustedes de la antítesis entre lo que confiaba sacar del señor Zapatero de su presidencia de la UE y lo que está obteniendo, no parece que se traten, precisamente, de alabanzas a su gestión. Si soñaba con una revaloración de su prestigio internacional y la remontada de su desacreditada figura dentro de España; ha resultado que, incluso desde antes de asumir el cargo, procedentes de las mismas instancias políticas y económicas europeas y de la prensa comunitaria, se comenzó a desatar una campaña por la que han puesto en duda su capacidad de liderazgo y aún más, su idoneidad para encabezar una remontada económica de la UE, cuando resulta ser que, España, es la nación que, juntamente con Grecia, no sólo llevamos el farolillo rojo, sino que, estamos lastrando al resto de las naciones, que ya están dando síntomas de recuperación. Ante una tal situación y frente a la evidente desconfianza que se va extendiendo, incluso entre los militantes del PSOE, respecto a la idoneidad de nuestro Ejecutivo para sacarnos de la crisis; los esfuerzos de ZP para vendernos que estamos en franca recuperación y los seudo argumentos de sus ministros para lanzar cortinas de humo que oculten la que nos está cayendo encima desde todos los foros europeos; resultan, no solo patéticos e infructuosos, sino estériles y desesperados intentos de continuar engañando a los españoles, ante lo que se puede calificar, sin miedo a equivocarnos, como la peor gestión de un ejecutivo español desde la finalización de la Guerra Civil.

Es difícil entender que la señora Salgado, frente a la imposibilidad de desmentir, con demostraciones sólidas, los reproches que se hacen a la política española desde la mayoría de los medios de comunicación comunitarios; no disponga de algo mejor que argüir que decir que se trata “de prensa de derechas, interesada en desprestigiarnos porque somos progresistas” o, el señor ZP, no sepa más que insistir en que va a proponer un plan económico-social para Europa, con un plazo hasta el 2022, que sacará a todos de la crisis; cuando es obvio que los países de Europa ya están saliendo de ella y, es España, la única que sigue en recesión. Pide sanciones para las naciones que no cumplan con su plan “salvador” y resulta ser que, el único que seguramente fallará, será el nuestro. Al parecer, los que están equivocados son todos los organismos económicos e instituciones que nos señalan con el dedo acusador por no haber llevado a cabo una política apropiada para afrontar la recesión y, en su lugar, haber acudido a medios que se ha demostrado que no han conseguido detener el paro ni la degradación de nuestro sistema financiero y del resto de nuestra propia economía. Si el FMI nos augura una continuación de la recesión para este 2010, con una caída del PIB del 0’6%; la señora Salgado dice que sólo será del 0’3% y, para dorar la píldora, afirma que en otras ocasiones este organismo falló en sus predicciones. Lo que se deja en el tintero es que su jefe, el señor ZP, auguró para el 2009 pleno empleo y vean el resultado; se nos dijo que a finales del 2009 España empezaría a repuntar y ahora se reconoce que hasta el 2011 no levantaremos cabeza cuando, para mayor INRI, muchos expertos económicos afirman que el empleo no repuntará hasta el 2012 o el 2013.

Veamos como andan nuestras entidades bancarias. Empecemos por la morosidad que se mantiene cerca del 5%, pero fijémonos en las consecuencias de la caída de la Burbuja Inmobiliaria y veremos que las inmobiliarias soportan una deuda de 325.000 millones de euros que, por descontado, no están en condiciones de afrontar. La banca, por su parte, aparte de no poder hacer efectivas las deudas y afrontar los impagados que constituyen el “pan nuestro de cada día”, se encuentra ante una situación gravísima al tener un inmovilizado supervalorado en sus balances y sabiendo que, cuando deban actualizar su valor, cosa que no pueden prolongar eternamente, los beneficios aparentes que, imprudentemente, están declarando para mantener a sus accionistas, se van a convertir en enormes pérdidas que, en muchos casos, pueden conducir a un crack de imprevisibles consecuencias. Ya no hablemos de la escalada imparable de endeudamiento del país y de la influencia que, el descrédito que estamos cosechando ante nuestros colegas europeos, va a tener respecto a las posibilidades de colocar nuestra Deuda Pública fuera de nuestras fronteras. Puede llegar un momento en que, incluso con sobreprima, nos pueda resultar imposible conseguir que nos la compren. Por si fuera poco, el presidente del BCE ya ha advertido que, cuando sea preciso aumentar los intereses en Europa los países que, como Grecia, Portugal o España, estén retrasados en su recuperación, deberán apechugar con las consecuencias que, al menos en nuestro caso, pueden ser verdaderamente catastróficas.

Pero ¿qué ocurre con el World Economic Forum que se celebra en Davos?. Pues que, en su informe previo, el Global Risk Report, aparecen severas críticas sobre el endeudamiento de los estados que puede desembocar en una “quiebra soberana” de los más endeudados y una subida de los tipos de interés reales. Se habla que la depreciación de activos se mantendrá durante el 2010 y de la nula efectividad de las medidas tomadas por los gobiernos y bancos centrales. Se insiste en que continuará la quiebra de empresas y se critica la falta de inversión en infraestructuras. Y afirma, el World Economic Forum, que no ve por ninguna parte los brotes verdes que veía, quizá en un espejismo, nuestra señora Salgado; antes, al contrario, se mantienen los riesgos de que la, profundización de la crisis sean ubicuos. Pero es que respecto a Grecia y España, hay más y peor. El profesor de la Universidad de Nueva York, Nouriel Roubini, ha dicho que “Grecia está en bancarrota” y que España “es una amenaza inminente para la zona euro”, advirtiendo de que, de seguir así las cosas, es posible que, “en uno o dos años podríamos asistir a la ruptura de la Unión Monetaria”. ¡Casi nada!

En cuanto a España las previsiones del profesor Roubini no pueden ser más desalentadoras. Dice que siendo la cuarta economía de la zona del euro, tiene la mayor tasa de desempleo y un sistema financiero que se debilita por momentos.; añadiendo:

“si Grecia cae es un problema para la zona euro pero, si lo hace España, es un desastre”. Otro informe interno de de la Comisión Europea considera necesaria unas duras y profundas reformas estructurales y salarios más bajos. ¡Cuidado, España! El BCE ha encargado un estudio sobre la posible expulsión o abandono de países miembros de la Unión. ¡Qué distantes nos suenan las palabras eufóricas de ZP, en Washington, cuando presumía de que nuestro nivel de vida era superior al italiano y que pronto sobrepasaríamos al de Francia! De momento ya estamos detrás de Italia y a años luz de Francia. ZP ha entrado con mal pie como presidente de la UE, no queremos ser cenizos pero veremos si acaba por salir de él, a patadas.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris