Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

"Cuantos menos inmigrantes, menos criminales"

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
viernes, 29 de enero de 2010, 06:49 h (CET)
Todavía va uno por esos mundos y se encuentra que quedan personas convencidas de que ser de izquierdas es mejor, más honesto y beatífico que ser de derechas. Y viceversa: Que ser de izquierdas significa ser diabólicamente perverso. Si ustedes me permiten, hablo de aquellos que están convencidos de que la razón les pertenece siempre por el mero hecho de ser de derechas. O de izquierdas, tanto da.

El mundo está lamentablemente lleno de aquellos que consideran que siempre tienen razón, que nadie acierta tanto como ellos, que ellos están permanentemente maridados con la diosa Razón por tener tal o cual ideología. Zapatero es uno de ellos. Zapatero es un señor de León que pasaba por allí y es presidente del Gobierno de España porque a Pasqual Maragall le convenía un muñecote de trapo con el que parar los pies al centralista y españolista José Bono. Y se jodió España, ustedes perdonen. De no tener crisis porque estábamos en la Champions ligue hemos pasado a tener cuatro millones de parados. O más. Pero eso sí, a Zapa no se le nota, hay que conocerle muy bien para que sepamos cómo es ZapaHuero. Es de izquierdas pero está dejando hundidos a cuatro millones de obreros. Pobrico.

A Berlusconi en cambio se le ve venir, se le encuentran enseguida las limitaciones mentales, sus zafiedades intelectuales. Sus putas y sus cortijos en el sur de Italia "cantan" mucho y enseguida sale en todos los periódicos con toda su podredumbre al aire. Sea por fotos o sea por declaraciones a Berlusconi le conocemos todos. Ahora nos ha sorprendido con esas manifestaciones que he utilizado para titular. Es de derechas, se le nota demasiado, pobrico él.

No lo puede ocultar, no puede disimular, no puede, creo que tampoco lo quiere, hacerse pasar por alguien medianamente dotado para la Res publica. Algo hay que agradecerle: su claridad, lo diáfano de sus pensamientos, la ramplonería de su ideología.

De derechas o de izquierdas, con disimulo o a las bravas. Europa se merece otros dirigentes, se merece barrer del espacio político a los actuales dirigentes. Europa siempre fue grande, siempre lideró o colideró el mundo. Ahora estamos abocados al abismo. O al ridículo, que es peor.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris