Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   REPORTAJE / U.D. ALMERÍA   -   Sección:   Fútbol

Cuando jugar bien no es suficiente

Las actuaciones del equipo desde que llegó Lillo están muy por encima de lo que indican los resultados
Redacción
miércoles, 27 de enero de 2010, 23:34 h (CET)
Antonio Pérez Gómez / Corresponsal Almería

Ya hemos analizado con anterioridad desde esta sección la evolución de la UD Almería en esta temporada, desde su dubitativo comienzo bajo las órdenes de Hugo hasta el desdichado final del manito, cuando fue sustituido por su pobre bagaje de juego y resultado. El equipo verdaderamente no jugaba a nada muy concreto durante la primera vuelta, pero cuando los resultados (mediocres, por otra parte) dejaron de acompañar completamente y el equipo empezó a bordear los puestos de descenso, Alfonso García, el presidente, tomó la misma decisión drástica que tomo exactamente un año antes, precisamente cuando defenestró a Arconada para traer al “Macho” Sánchez.

Se ha traído a Juanma Lillo. El afamado estudioso del fútbol y reconocido “apostol” del Jogo Bonito a la hispana ha tardado muy poco en imprimir un sello reconocible a este equipo. Desde el primera partido, contra el Xerez, se vio un Almería muy diferente. Pero es que en tan sólo 4 partidos se ha asentado ya el nuevo tipo de juego. El característico juego del míster vasco.

Con Hugo se practicaba el fútbol sin sentido, de pelotazo directo a las puntas y sin elaboración. Aunque el Almería no llegó a pisar nunca los puestos de descenso a segunda división, la falta de un estilo reconocible, varias derrotas encadenadas y el ponerse al borde del abismo, hizo que la afición se hartara y empezara a pedir su cabeza. El presi hizo caso al clamor y se trajo a Lillo; un entrenador opuesto: metódico y filósofo, de lo que no deja nada al azar. De los de posesión y control por encima de todo.

Pero el buen juego no se acompaña de resultados. De los 4 partidos disputados con Lillo, el primero se ganó por los pelos conra el Xerez. Después se hizo un juego muy decente ante el Villareal, que se tradujo en un meritorio empate en El Madrigal. El tercer partido supuso un bonito fútbol contra el Tenerife. Recibir un gol en contra desde el minuto 3, dos inexplicables decisiones del colegiado en contra de los rojiblancos y una expulsión rigurosa hizo que el buen partido local se quedara sin recompensa final y se cosechara un nuevo empate. El paroxismo de este extraño axioma de jugar bien y terminar con las manos vacías llegó el sábado pasado en Sevilla. Hay unanimidad en todos los diarios deportivos sobre la inexplicabilidad de que el Almería no ganara en Sevilla. Con un juego de control durante casi los 90 minutos en el Pizjuán, con 4 oportunidades clarísimas y un penalty a favor no pitado, con un Sevilla inoperante que perdió el control del juego desde que marcara pronto merced a un charco que frenó un pase al portero...con todo ello, el Almería hincó la rodilla.

¿Tiene sentido que con un juego de control total, de triangulación y desmarque constante, de toque y buen trato al cuero se hayan conseguido sólo 5 de 12 puntos? No mucho, la verdad. De todas formas, algunos críticos ya apuntan que no se puede intentar jugar como el Barça si no tienes los jugadores del Barça. Corona no es Xavi, Crusat no es Iniesta, Piatti no es Messi y Goitom desde luego no es Ibra. Hay preocupación en la región del sureste español por esta segunda vuelta que comienza la semana pasada. Preocupación y ansiedad. Si jugando así no se gana...¿qué puede pasar cuando haya un eventual bajón de juego? Hay unanimidad en que el Almería este año va a sufrir en primera como hacía 30 años que no se sufría, cuando el anterior descenso a segunda. Pero que el equipo permanezca finalmente en la liga BBVA o que baje, parece una cuestión más de que la pelotita entre o no que del juego.

Noticias relacionadas

Luis Enrique: "Es bonito para un seleccionador ver que hay futuro"

Pese a la eliminación de la Liga de las Naciones

Brais aprovecha un discreto adiós de España al 2018

Los de Luis Enrique firman un flojo partido ante Bosnia con cambios y el regusto amargo de Wembley

Francia se enreda en Holanda y Dinamarca asciende a costa de Gales

La campeona del mundo no estuvo fina en Feyenoord

Paco Herrera, nuevo técnico de Las Palmas tras la destitución de Manolo Jiménez

Las Palmas acumula cuatro empates consecutivos ante Mallorca, Deportivo, Elche y Granada

España se complica la vida en Zagreb

Los de Luis Enrique caen ante Croacia en el último minuto y deberán esperar un empate en Wembley
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris