Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

La buena suerte de John Cornyn

David S. Broder
David S. Broder
martes, 26 de enero de 2010, 07:47 h (CET)
WASHINGTON - Si usted se llama John Cornyn, las 36 horas transcurridas desde la noche del pasado martes a la mañana del jueves debieron ser las mejores de su vida.

Cornyn, Senador entrante de Texas, es el actual secretario del Comité Senatorial Republicano Nacional, el brazo de campaña de los Republicanos del Senado.

Hasta el martes era el portavoz de una minoría en posición delicada, que se enfrentaba a un bloque de 60 votos de 58 Demócratas y dos independientes aficionados a hacer valer su fuerza y hacer morder el polvo a la oposición.

La noche del martes, cuando el sencillo Scott Brown derrotó por puntos a Martha Coakley en las elecciones legislativas de Massachusetts por el escaño de Ted Kennedy, Cornyn y su jefe, el secretario de la oposición Mitch McConnell, de repente tenían el poder - con 41 votos - de vetar y tumbar cualquier legislación en la que estuvieran unidos.

También lograban un argumento práctico convincente que utilizar con los voluntarios de campaña, los candidatos y donantes de todo el país: si un Senador estatal sin cartera puede derrotar a la maquinaria Demócrata del Massachusetts seducido por el culto a los Kennedy, rompiendo un plantel que no contaba con Republicanos hacía años, entonces 2010 es el año de oportunidades que el Partido Republicano no desea perder.

Los asistentes Republicanos de campaña dicen que los posibles candidatos y los donantes previamente reticentes manifestaron rápidamente su interés en el juego. Y luego casualmente, la mañana del jueves, la mayoría conservadora del Tribunal Supremo resolvía un veredicto que puede ser el más favorable que hayan acogido los Republicanos desde la resolución de Bush vs. Gore en el 2000.

La resolución inapelable del caso Citizens United contra la Comisión Federal Electoral, que permite que las empresas dediquen fondos corporativos ilimitados a sus propios mensajes electorales, significa que la campaña de 2010 probablemente vea una vasta inyección de donaciones independientes aportadas por el sector privado. Lo más probable es que los principales beneficiarios sean los Republicanos reclutados por Cornyn y, en la Cámara, por el congresista de Texas Pete Sessions, secretario del Comité Nacional Republicano del Congreso.

El mismo veredicto del Supremo sienta un precedente que libera a los sindicatos para aprovechar sus arcas que, en la mayoría de los casos, llegarán a los candidatos Demócratas. Pero los recursos potenciales no se parecen en nada, y un recaudador de fondos astuto como Cornyn es probable que vaya muy por delante de su homólogo Demócrata, el senador de Nueva Jersey Bob Menéndez, en la competencia por las donaciones.

Pero, por supuesto, los Demócratas tienen en el Presidente Obama un recurso que los Republicanos no pueden igualar. Obama rompió todos los récord anteriores de recaudación en su campaña de 2008, con una combinación de actos de importantes donaciones y donaciones directas alimentadas por la red.

Al rechazar la financiación pública post-convención que le correspondía y apoyarse sobre todo en las donaciones privadas, Obama debilitó el sistema de campañas financiadas por los contribuyentes del que sus predecesores (y su contrincante John McCain) habían tirado.

Esto no impidió a Obama quejarse de que "con su dictamen de hoy, el Tribunal Supremo ha dado luz verde a una nueva entrada masiva del dinero de los grupos de interés en nuestra política".

Cornyn, siendo tan discreto como de costumbre, dijo simplemente: "Me complace que el Tribunal Supremo haya resuelto proteger la Primera Enmienda a la Constitución que ampara las libertades de expresión y de asociación".

Como fan de la Primera Enmienda, yo esperaba que el Tribunal Supremo encontrara la forma de salvaguardar el derecho de los conservadores a realizar y distribuir con fondos corporativos una película de promoción que denuncia la candidatura de Hillary Clinton a la presidencia. Creo que su voz debe ser escuchada.

Sin embargo, la mayoría de cinco magistrados fue mucho más lejos. En su forma actual, va mucho más allá de lo que era necesario y anula precedentes bien establecidos para otorgar plena libertad a que las corporaciones gasten en política igual que si fueran particulares con voz electoral garantizada.

Estoy de acuerdo con el veredicto disidente emitido por el juez John Paul Stevens y sus tres colegas de izquierdas, que dicen que la mayoría rechaza "el sentido común del pueblo americano, que ha reconocido la necesidad de impedir que las empresas socaven la autonomía desde la fundación, y que ha luchado contra la corrupción potencial característica del electoralismo corporativo desde los días de Theodore Roosevelt. Es un momento extraño para repudiar ese sentido común".

____________________

Una reciente columna de David Broder citó una fuente que afirma que Scott Brown es católico. Brown es protestante.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris