Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Los celos de la metrópolis

Diego Contreras (Sevilla)
Redacción
lunes, 25 de enero de 2010, 04:08 h (CET)
Era de esperar tras la catástrofe. Francia ha protestado por la supuesta “ocupación” de Haití por parte de Estados Unidos. Además, Brasil también ha expresado sus objeciones al despliegue norteamericano en el devastado país caribeño. Seguramente, Rusia y Venezuela harán patente parecidas posturas. Cada cual tiene sus razones: Francia es la antigua metrópolis y entiende que debe ser ella y no otra nación la que encabece las labores de ayuda a su antigua colonia. Brasil es la economía emergente de Suramérica y empieza a querer protagonismo en su zona de expansión natural. Rusia se sentirá ninguneada y apoyará las quejas de cualquiera, y así hasta no acabar. Es triste comprobar cómo una y otra vez los intereses nacionales se vuelven a poner por encima de las necesidades de los más desfavorecidos. Al sufrido pueblo haitiano no le importará quién encabece la ayuda que tanto necesitan, sino la rapidez y eficacia de la misma; tanto da que sea de Estados Unidos, de Francia o de la propia ONU. Lo que vuelve a quedar patente en esta situación es que si hay un país con liderazgo global y efectivo son los Estados Unidos, y tras ellos debemos cerrar filas y ayudar como mejor sepamos cada uno en este tipo de dramáticas situaciones.

Si Haití tiene que esperar a que una Unión Europea, encabezada como no por una Francia que, henchida de “grandeur” y añoranzas de “Papa Doc” y su dorado exilio de la Costa Azul, ha ignorado la presidencia semestral de España y al nuevo Presidente de la Unión Europea, Van Rompuy, lidere una misión de socorro, seguridad y reconstrucción del país, van dados. Para cuando la UE se reúna para deliberar ya no quedarán ni los cascotes de los destrozados edificios, y la tragedia habría alcanzado cotas apocalípticas.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris