Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La muerte no es el final

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
viernes, 22 de enero de 2010, 14:40 h (CET)
Hay un canto del Cantoral Litúrgico Nacional de la Iglesia católica, de autor por mí desconocido, particularmente emotivo, que se canta por las comunidades cristianas al fallecer un miembro de las mismas y cuya letra-pura confesión de fe - no exenta de sentimientos de compasión muy humanos- pone la carne de gallina a quienes lo oyen o lo cantan. Ha sido adaptado por muchas bandas de música para actos de funerales o de honras fúnebres, que en casos de desgracias colectivas, como la de Haití, llega a desbordar toda contención, hasta hacerse un nudo en la garganta o llorar sin reparos.

Para los que desconocen su contenido, quiero hacerles el servicio de trasmitir la letra del mismo, por si les puede ser útil en alguna ocasión.

Reza así: “Tú nos dijiste que la muerte/ no es el final del camino,/que aunque morimos no somos/ carne de un ciego destino./ Tú nos hiciste, tuyos somos./ Nuestro destino es vivir/siendo felices contigo,/ sin padecer ni morir./Cuando la pena nos alcanza/ por un hermano perdido,/ cuando el adiós dolorido/ busca en la fe su esperanza,/en tu palabra confiamos,/con la certeza que Tú/ ya le has devuelto la vida,/ ya le has llevado a la luz./ Cuando, Señor, resucitaste,/todos vencimos contigo./Nos regalaste la vida/ como en Betania al amigo./Si caminamos a tu lado,/ no va a faltarnos tu amor,/porque, muriendo, vivimos/ vida más clara y mejor.”. Si el canto-como se dice-, es doble oración, he aquí una de las más bellas oraciones que cualquiera puede dirigir al Señor para tener paz y esperanza.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris