Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Monseñor Munilla y la catástrofe de Haití

Josefa Morales (Valladolid)
Redacción
viernes, 22 de enero de 2010, 14:21 h (CET)
Monseñor Munilla: en referencia a Haití, le preguntaron, desde la cadena Ser, sobre “la perplejidad en que se sumen los católicos cuando se preguntan por qué Dios permite estas calamidades”. Lástima los tapones ideológicos, que llevan a tergiversar respuestas sabias. Su amor por los pobres, Monseñor Munilla, es desde antaño conocido. Dada su solidaridad, no es extraña la cifra de 100. 000 euros para Haití, rápidamente ofrecidos por parte de la diócesis guipuzcoana que usted gobierna.

Ante la catástrofe, procedente de ingobernables pero previsibles fuerzas de la naturaleza, usted ha respondido: “ si el mal tuviese la última palabra entiendo que sería incompatible con la existencia de Dios. Ahora bien, creemos firmemente que el mal no tiene la última palabra, creemos firmemente en que Dios nos ofrece una felicidad eterna y creo que existen males mayores, aunque parezca fuera lo que voy a decir, existen males mayores que los que esos pobres de Haití están sufriendo estos días, ¿no? Creo haberle entendido, Monseñor. Hay males mayores: la maldad humana, esa que causa, por egoísmo y soberbia, tantas víctimas. A los inocentes que mueren por una catástrofe o un atentado, les espera Dios Misericordioso; pero quien perpetra la injusticia, se topará con la justicia divina. El mal interior es peor, y, como nos enseñan las Sagradas Escrituras, “nada queda impune ante Dios”, o eso que decía mi abuela: “A Dios nada se le esconde”.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris