Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La buena noticia   -   Sección:   Opinión

Periodistas

Estamos hartos de ver como se autocalifican como periodistas todos los pertenecientes a esa nueva clase de chismosos
Manuel Montes Cleries
domingo, 16 de octubre de 2016, 12:27 h (CET)
Yo soy periodista con papeles. Siempre me ha gustado compartir lo que pienso, lo que entiendo y lo que veo. Mis inquietudes y aspiraciones. Por eso, cuando desgraciada y prematuramente perdí la posibilidad de continuar con mi profesión de toda la vida, me apresté a pasar por una segunda formación procedente del campo universitario del periodismo.

Ni corto, ni perezoso, me matriculé en la facultad de Ciencias de la Comunicación de la UMA. Dediqué seis años de mi ya decadente vida a formarme como comunicador. Desde saber aplicar la regla de las cuatro W, pasando por el estudio del periodismo audiovisual pasando por un montón de materias interesantísimas, acabé haciendo un estudio sobre los mayores y la televisión en Málaga.

Cuando comencé a meterme a fondo en el mundillo periodístico, descubrí que de aquel periodista de redacción, o de aquel otro que preguntaba por la calle a los protagonistas de un suceso, se había pasado a un periodista todoterreno por aquello de la sinergia. Pude observar como el periodista de opinión, en la mayoría de los casos, tenía que compartir la misma con el dictado de la empresa que le paga. Que en vez de reflejar la opinión pública, debe aprender a “recomendar” la opinión publicada. Que las buenas noticias no venden. En fin, que no es oro todo lo que reluce.

Observo que la mayor parte del periodismo que prevalece se nutre de tertulianos chillones, adhesiones inquebrantables y “periodistas” impresentables que no practican la formación permanente, ni se preocupan de las fuentes, ni de confirmarlas. Que critican… que algo queda; lo de la búsqueda de la verdad es irrelevante. Entonces me siento frustrado ante una realidad lejana a los principios básicos del periodismo: formar, informar y entretener.

Mi buena noticia de hoy me la ha transmitido, como no, el Papa Francisco. En su oración de esta semana recogida en un corto video manifiesta su deseo:

"Suelo preguntarme: ¿Cómo se pueden poner los medios de comunicación al servicio de una cultura del encuentro?

Necesitamos información que conduzca al compromiso por el bien del género humano y el planeta.

Súmate a esta petición; Que los periodistas, en el ejercicio de su profesión, estén siempre motivados por el respeto a la verdad y un fuerte sentido ético”.

Creo que se trata de una buena reflexión que intentaré poner en práctica en la medida de mis posibilidades. Para eso me he hecho periodista. Pueden ver el video  aquí.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones

Sardana catalana en el Club

Convocados Meritxel Batet, Francesc Carreras, Juan Carlos Girauta, Juan José López, Josep Piqué y Santiago Vila

Conductismo de Skinner

Skinner nació en 1904 y falleció en 1990. Fue un psicólogo, filósofo social, inventor y escritor estadounidense

Las familias requieren de un bienestar social

Hace falta más coraje para combatir intereses mezquinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris