Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   Cultura   -   Sección:   Opinión

Manolita Espinosa y su Hamelin de colores

La poesía es lo que tiene, se mezcla con el colorido y la música
Nieves Fernández
sábado, 15 de octubre de 2016, 10:51 h (CET)
En el día de la mujer escritora que todas y todos celebramos y con un Hamelin musical con los ecos sonoros anunciando el premio Nobel de Literatura para Bob Dylan, muy discutido y polémico, por cierto traigo a estas líneas la presentación del nuevo libro de poesía infantil de la escritora paisana y amiga, Manolita Espinosa, su título “La flauta de Hamelin tiene colores”.

La poesía es lo que tiene se mezcla con el colorido y la música le pese a quien le pese. Y se hace arte aunque una flauta tenga más bien sonidos que colores o un músico gane un premio importante de literatura.

Estupendamente presentada por el periodista Francisco José Martínez Carrión y lamentablemente con la ausencia por motivos de salud de la misma autora, Hamelín nos prestó sus colores y su música a través de varios miembros de la Compañía de Teatro Corrales de Comedias, como las estupendas actrices y actor, Covadonga, Laura, Nieves y Antonio.

Obra minimalista donde no hay que fijarse demasiado en lo que dice sino en lo que sugiere, versos mínimos y musicales como nos tiene acostumbrados Manolita Espinosa, pero máximos en cuanto a su significado. La autora, nos dirá Martínez Carrión, sugiere para que sea el propio lector el que aporte lo importante. Y sigue apuntando “Porque un poema de Manolita vale más que mil sueños”. O mil imágenes. En la Facultad de Educación, lugar elegido y lugar de trabajo como profesor universitario, de su prologuista José Vicente Salido, también presente en el acto, hay una placa que recuerda a Manolita Espinosa, su famosa “Oración al Maestro”. El libro se lo dedica a Gianni Rodari y al Quijote y por supuesto a todos los niños a los que siempre lleva en el corazón la poeta.

Gracioso y emocionante como se hizo el reparto de poemas entre el público. Un gusto escuchar las voces en alto llenas de ilusión de las actrices resonando en la Facultad de Educación iniciando la participación de los y las jóvenes estudiantes de Magisterio al gritar: Por las calles… y todos completando con imaginación lo que Manolita nos quería sugerir cuando un músico, un creador cualquiera se imagina por las calles del mundo. Un gusto que una autora reúna a sus paisanos, autoridades y amigos en la capital para estrenar un nuevo libro.

Ayer pude leer su escrito en la Biblioteca de Castilla-La Mancha de la que es Socia de Honor, un precioso manifiesto sobre la lectura.

Si me guardan el secreto se está gestionando una Fundación que llevará su nombre en Almagro, ya hay lugar posible y conversaciones con distintas instituciones, nos alegramos enormemente de ello.

Enhorabuena a Manolita por este nuevo libro para todas las edades, no sólo para niños y esperamos que nos haga llegar muchas más obras recuperándose de su salud ante todo. ¡Por los colores de Hamelin! En el 15 de octubre, día de las escritoras, felicidades, autora, autoras.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris