Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Came Piñera

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 19 de enero de 2010, 05:35 h (CET)
‘Came’ en inglés significa ‘llegó’. Estas son también las dos primeras sílabas de Cameron, el líder de los conservadores británicos, quien saluda el triunfo de la derecha chilena ansiando que ésta presagie la suya propia.

Chile y Gran Bretaña son países cuya geografía es muy distante pero cuyos destinos siempre han estado entrelazados. El libertador chileno O’Higgins proviene de una familia del Reino Unido y se crió en Londres. En la guerra del Pacífico los británicos colaboraron con los mapochinos contra Perú y Bolivia.

Cuando se dio el golpe de 1973 los laboristas se identificaron con los depuestos allendistas (con los que forman parte de la misma internacional socialdemócrata) mientras que los conservadores establecieron buenos lazos con la dictadura. Pinochet ayudó a que Thatcher derrotase a los argentinos en Las Malvinas (y así pudiese lograr que los tories duren 18 años en el poder) y su modelo económico fue similar al privatizador que los conservadores británicos lanzaron como ejemplo para la globalización.

Desde que en 1997 los laboristas británicos llegaron al gobierno todo su periodo la han pasado viendo como sus camaradas socialdemócratas chilenos detentan ministerios o la presidencia.

El 11 de Marzo cuando Piñera remplace a la socialista Bachelet en la presidencia mapochina, Cameron estará en plena campaña calculando que en pocas semanas él también logrará hacer que los conservadores locales retornen al poder tras una muy prolongada ausencia.

La estrategia de Cameron, al igual que la de Piñera, no se basa en proponer un giro hacia la derecha dura, sino en querer remplazar a la socialdemocracia mediante una versión ‘moderada’ y ‘humanista’ del mercado libre.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris