Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas al director   -   Sección:   Opinión

Decálogo moderno

M. Rivilla, Madrid
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 14 de octubre de 2016, 11:19 h (CET)
Hay quienes creen y piensan que el Decálogo mosaico, bíblico, judeocristiano es algo de otra época, de otra cultura. Que no existe el pecado, ni más ley que la que los hombres se dan por consenso o mayoría. Hoy vale todo y se justifica todo=relativismo. La religión judeo-cristiana ha dado lugar a una nueva religión. Sucedáneos del Decálogo son el nihilismo, el relativismo, el hedonismo y el egoísmo. He aquí sus preceptos:

1-No existe otro Dios que el poder, el dinero, el triunfo, el placer y el YO.
2- El perjurio, la blasfemia, las injurias a Dios, a los santos, a la Virgen, son formas de libertad de expresión
3-Disfruta las fiestas con evasión, excursión, diversión y corrupción.
4-Los padres y abuelos a Cáritas, al Inserso, y a la Asistencia estatal.
5-El aborto, la eutanasia, la violencia, el odio, la venganza, la droga, son derechos humanos.
6- El adulterio, el divorcio, la pornografía, la prostitución, anticonceptivos, pederastia, manipulación de embriones, gaymonios, violación, incesto, poligamia, bestialismo etc, son legales.
7-Robar, estafar, malversar, pelotazos, trinques, blanquear dinero, engañar al Fisco no son delitos.
8-Mentir, difamar, calumniar, falsos testimonios son normales
9-Consentir pensamientos obscenos, deseos impuros, buscar ocasiones de tener sexo con cualquiera, es lo que se lleva.
10-Codiciar los bienes ajenos.¿Por qué no?.

Frente a todo lo anterior, sigue en pie la palabra de Jesucristo: "Si quieres entrar en la vida eterna, guarda los mandamientos". " No todo el que dice Señor, Señor, entrará en el Reino de los cielos, sino aquel que cumple la voluntad de Dios".

Eres libre de pensar, hablar y obrar como gustes, pero no olvides que eres responsable ante Dios y tu conciencia de lo que dices y haces.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris