Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Lluís Prenafeta

Rafael del Barco Carreras
Redacción
lunes, 18 de enero de 2010, 06:34 h (CET)
LLUÍS PRENAFETA, SECRETARIO GENERAL DE PRESIDENCIA DE LA GENERALITAT DE JORDI PUJOL, 1980-1990. TESTIGO. XXVIII. JUICIO A LA CORRUPCIÓN EN LA DELEGACIÓN DE HACIENDA DE BARCELONA.

Sesión del 11-01-10. De nuevo las cámaras. La Operación Pretoria con la reciente detención y libertad con fianza, de UN MILLÓN DE EUROS a cada uno, de dos de los hombre clave de Jordi Pujol, Maciá Alavedra y Lluís Prenafeta, resucitaba el largo y tedioso juicio. A nadie le interesaba lo que el testigo declararía, que únicamente declaró que no recordaba nada. Y tenía razón, en aquella Generalitat, y la actual, pues por el caso Pretoria está afectada (dimitido el gerente del Instituto Catalán del Suelo), se robaba tanto que recordar un expediente por unas insignificantes 4.500.000 de pesetas cobradas por UN ESTUDIO por el acusado inspector de Hacienda Lucas Carrasco a través de la fantasmal oficina, LML Lucas & Lucas), de su mujer la acusada Maira Mas, era disparatado.

Un estudio, 1988, sobre la población de Cataluña, Cataluña 2000, presentado por Maira, que se cobra cinco días después de su presentación. La señora Mas lo mismo se cuidaba de la población de Cataluña, que de expedientes internos de Núñez y Navarro, o apoderaba al ahora magistrado José María Asalit para comprar y vender terrenos. Es de suponer que con las cajas que su cuñado trasladó desde Hacienda cuando cesaron a su marido, y que la policía confiscó en su despacho, bien se hubiera podido crear una pieza aparte acusando al ahora testigo o a todo el Comité Ejecutivo de aquella Generalitat, y a su presidente Jordi Pujol, pero los recovecos de la Política y por lo tanto de la Fiscalía, sientan en el banquillo con el capricho del que arranca los pétalos de una margarita.

Entretuvo más contener y ordenar a los fotógrafos que el tiempo de la declaración. No reconoció la letra de una anotación marginal con el teléfono del inspector Lucas, e insistió que no recordaba uno de tantos estudios presentados o requeridos por Secretaría, aun reconociendo que no era normal que se pagaran en cinco días.

Tras el alboroto de cámaras la Presidenta inició las preguntas de ritual sobre el conocimiento que de cada uno de los acusados pudiera tener el testigo. VECINO del inspector-jefe José María Huguet, AMIGO de Juan José Folchi, de Núñez y Navarro, padre e hijo, del asesor fiscal de Jordi Pujol, Sánchez Carreté, de Javier de la Rosa, “o eso creo” dijo, en cuanto a Eduardo Bueno, conocido por la Política, y los demás totalmente desconocidos, incluida la cobradora del informe Maira Mas. Muy significativas las amistades, incluso sus titubeos, pero afirmando rotundamente que no influirían en la veracidad de su testimonio.

No hubo testimonio, ni falta que hacía, pero para cualquier espectador de esa película, condenar al matrimonio por ese evidente delito in fraganti, sería una INJUSTICIA, pues bien pudiera ser que hubieran repartido el dinero con alguien de la Generalitat, ni siquiera cobrarlo aunque se hubiera pagado, y sin duda alguna, tras ése e infinidad de ESTUDIOS sin sentido y copiados de cualquier texto publicado, se encuentra toda una mecánica de pagos seguida desde siempre por la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona. Cada año se descubren unos cuantos.

Acabada su corta declaración la presidenta interrumpió la sesión por enfermedad. La voz lo demostraba. Pospuso la próxima para el día 13.

Otra estrella, JOSEP BORELL, al que sus íntimos amigos, delegado y jefes e inspectores de Hacienda en Barcelona, truncaron su camino a la PRESIDENCIA DE LA NACIÓN por el PSOE. El quid del presente enredo.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris