Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Está Europa preparada para la presidencia española?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 18 de enero de 2010, 05:25 h (CET)
Me imagino que, si se les preguntara a los ciudadanos del país: ¿qué tipo de gobierno preferiría para afrontar una crisis como la que aún estamos padeciendo?, es probable que nos contestaran que: “un gobierno sólido, bien preparado, que actuara en bloque aunando voluntades, que fuera práctico, que tuviera una idea clara de las medidas a aplicar para salir del atolladero y que buscara apoyo en la oposición para que, todas las decisiones fundamentales fuesen antes consensuadas, para presentar una imagen de unidad ante las instituciones extranjeras, no sólo de índole política, sino también en los aspectos económicos y sociales”. Claro que me estoy refiriendo a aquellos ciudadanos que parten de la premisa de que lo que se busca es sacar a nuestro país de la absurda situación de desempleo y de decadencia económica a la que nos han llevado los socialistas, con su incapacidad para afrontar, racionalmente, una situación difícil tal y como, al parecer, han sabido hacer la mayoría de naciones del resto de Europa. Sin embargo, nunca he descartado que, muchos de los partidos que han ido medrando a la sombra de los socialistas, tengan otros proyectos que piensan que pueden salir favorecidos si España entra en una situación traumática, si se origina un caos social como el que precedió a la Guerra Civil y si el empeoramiento de nuestra economía puede reportarles un plus de descontento de la población, que pueda facilitar sus proyectos revolucionarios y sus intenciones de independizar partes importantes del territorio español para implantar en ellas una reproducción de los fallidos regímenes absolutistas que fueron surgiendo después de la segunda Guerra Europea de 1939-45.

Debemos reconocer que, a pesar de que, en apariencia, el señor Rodríguez Zapatero está practicando una política dictatorial dentro de su partido, existen algunas grietas en cuanto al hermetismo que este tipo de autocracia comporta, que nos hacen pensar que o bien existen fallos en la cadena de mando o se dejan producir determinadas fugas informativas, específicas e intencionadas revelaciones o sibilinos tanteos de opinión que, a los ciudadanos nos dejan perplejos. Cuesta entender que, en esta inapropiada discusión que, tan a deshora, se ha planteado respecto a la posible presentación de ZP a una nueva reelección; se haya producido tal galimatías entre las filas del PSOE, que les ha obligado a, finalmente, cerrar filas en torno a la figura de su líder, para evitar que estos rumores se pudieran interpretar como una forma de posicionamiento, ante las futuras elecciones, de los barones socialistas que pudieran ambicionar el puesto del señor ZP; con toda probabilidad a causa del reciente y progresivo descrédito y desafección que se ha producido entre las bases del PSOE respecto al Presidente, debido a su errante y desastrosa política durante la crisis por la que atravesamos.

Resulta incomprensible el continuo juego de afirmaciones y contradicciones entre los mismo miembros del Ejecutivo, que no se sabe si están motivados por un celo excesivo de algunos ministros respecto a sus propias competencias o bien si se trata de escaramuzas por el poder que forman parte de estrategias bien definidas. Si la señora De la Vega niega taxativamente que, el señor Rodríguez Zapatero hubiese incluido en su plan para Europa, unas sanciones para las naciones que no cumplieran con su plan obligatorio – una salida de tono incomprensible cuando ya era vox populi, en toda Europa, y todos los editoriales de la prensa lo anunciaban a la par que lo criticaban – no tardó el mismo ZP en reconocer que esto era lo que pretendía hacer; desautorizando a la vicepresidenta. Si Blanco hablaba de ZP como candidato único otros torcían el gesto y decían que todavía era pronto para tales planes de futuro; si el señor Corbacho nos hablaba de que se calculaba una economía sumergida a causa de la recesión que se podía valorar en un abanico del 16% al 20%, no ha tardado la ministra, vicepresidenta 2ª del Gobierno, doña Elena Salgado, en corregirle, afirmando que no se disponían de datos para sacar tales conclusiones. No es que me fíe del señor Corbacho que, como siempre he mantenido, no es la persona adecuada para hacerse cargo de un ministerio, como es el de Trabajo, que puede que sea uno de los más difíciles de gestionar y, aún más, si estamos en una crisis que ha generado 4’5 millones de parados; sin embargo, está claro que admitir que existe una economía sumergida tan elevada, pone a los pies de los caballos a los organismos oficiales, empezando por el ministerio de Hacienda, que es a quien le corresponde velar para que no existan empresas que no paguen sus impuestos al Tesoro.

Si primero, a fines del 2007, se nos dijo que no habría recesión; más tarde que no habría desempleo; luego que si habría un poco de crisis, pero poca; en otra etapa se habló de un desempleo transitorio; luego que habría una crisis más fuerte y, cuando ya no se puede ocultar, que la crisis era fuerte y que el desempleo no remitiría, sino que aumentaría; es muy difícil que los españoles podamos llegar a creer nada de lo que quiere trasmitirnos el Gobierno y prefiramos seguir lo que se dice en el extranjero de la situación española antes que fiarnos de los telediarios o la prensa adicta al Ejecutivo que, por aquello de que no nos asustemos, prefieren engañarnos para mantenernos ajenos a la verdadera situación en la que nos encontramos. Se habla de que el porcentaje de parados de un mes es inferior al anterior, cuando conviene que es inferior al de diciembre del 2008 pero, la realidad es que la bolsa del paro va aumentando y no desciende, a pesar de las inyecciones de miles de millones que el Ejecutivo a provisto a ayuntamientos y a algunas ramas de la producción para intentar paliar esta lacra, sin que nada, hasta este momento, haya conseguido más que enmascarar momentáneamente el hecho innegable de que se siguen sin generar puestos de trabajo, que las empresas, en especial las pequeñas y medianas, están cerrando a centenares y que la actividad industrial y económica no acaba de arrancar, a pesar de que en otros países europeos ya se están notando síntomas de una recuperación.

Así que, cuando un señor ZP, imprudente, irreflexivo, improvisando y siguiendo al pie de la letra el guión del señor Obama, se atreve a decir que se va a estudiar implantar un gravamen sobre los bancos que, obviamente, no puede ser una medida unilateral de un solo país, sino que, para que sea efectiva y no produzca fuga de capitales de unas naciones a las otras, se debe tomar conjuntamente en toda la UE; uno se pregunta si este señor incompetente, que confunde gravamen sobre bancos con el impuesto sobre todas las transacciones comerciales ( una propuesta que ya se barajó a principios de la crisis), ha consultado previamente con el señor Van Rompuy para proclamarse impulsor del “liderazgo económico europeo”; o si ha sometido a Bruselas esta nueva propuesta antes de tomarse la libertad de proclamarla a los cuatro vientos. Nos gustaría que, el señor Obama, explicara si, a los bancos que ya han retornado las cantidades recibidas también se les aplicará el impuesto o si este ramalazo intervencionista no es más que la reafirmación del hecho de que muchos de los bancos del país ya están prácticamente estatalizados. En todo caso, nos tememos que rema a contracorriente.

Mucho nos sospechamos y, si no, al tiempo; que si ZP no modera sus impulsos, si se cree que en Europa van a permitirle que implante su política intervencionista y que se constituya en el Hugo Chávez de la UE, es muy posible que estos seis meses de presidencia de la UE se conviertan, para nuestro Presidente, en un Vía Crucis difícil de sobrellevar.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris