Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Buñuelos de viento  

Zapatero y Chávez, dos por uno

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
sábado, 16 de enero de 2010, 09:50 h (CET)
Si el Wall Street Journal se ha fijado en Zapa y se burla de él diciendo que su solución para la crisis es hacerla ilegal es sólo porque es el presidente de turno de la Unión Europea y eso llama mucho la atención. Bastaría que los norteamericanos “del norte”, que diría un amigo mío, bajaran un poco su mirada para encontrarse con Chávez, el populista presidente venezolano que lleva a su país al colapso, devalúa la moneda nacional, expropia fábricas de leche y azúcar y lo soluciona sacando el ejército a la calle para detener… la subida de los precios. ¿Hay quien de más? ¿Quién de los dos gana a ingenio político?

El hermoso país caribeño se está quedando en la nada enfangado en la desgracia de un político vanidoso, grandilocuente, megalómano y falto de preparación. Claro que la culpa también es de aquellos otros políticos tradicionales (¿Nos acordamos como un rápido ejemplo de Carlos Andrés Pérez?) que no supieron ocuparse oportunamente de los problemas del país abonando el terreno a esta demagogia sobre dos piernas que ¿dirige? Venezuela.

Sus megadiscursos a lo Castro están tan plenos de elocuencia populista y vacíos de contenido como carentes de realidad. Subió al poder con al ansia de cambiar el país… y al paso que va no lo va a conocer ni la madre que lo parió. Entró para combatir la desigualdad y ahora es un país más igualitario que nunca: la miseria iguala radicalmente a todos en un país tan absurdo que aunque nada en petróleo está tan arruinado que tiene que reducir la jornada laboral para ahorrar gastos de producción. Zapa prometió pleno empleo y ahora es el campeón de los parados, Chávez quiso apoyar a los pobres y ahora tiene más pobres que nunca a los que apoyar.

Intentar detener la inflación a punta de bayoneta es lo menos que puede esperarse de quien da lecciones de democracia aunque previamente intentara acceder al poder por la vía de las armas. Su confianza en la libertad y en la democracia se demuestra con la misma frecuencia que cierra emisoras de radio y televisión que le resultan antipáticas.

Miren, qué quieren que les diga, prefiero a Zapa, siempre es mejor parecerse a Mister Bean que a un gorila rojo. Además Zapa es un demócrata de los pies a la cabeza, en vez de cerrar televisiones ofrece nuevas licencias. A sus amiguetes, bueno, pero entrar en ese terreno supone criticar por las mismas razones a presidentas muy populares. Por las mismas razones. Denlo por hecho, que ya no me queda espacio suficiente.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris