Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   Coaching   -   Sección:   Opinión

Eres luz

Lo que ocurre es que todavía no te has dado cuenta, o quizás, inconscientemente no te quieres dar cuenta
César Piqueras
@cesarpiqueras
viernes, 7 de octubre de 2016, 00:37 h (CET)
A veces vivimos la vida como si fuera un valle de lágrimas, como si sólo fuera esfuerzo, derrotas y algún que otro disgusto, un mes sí y otro también. Hoy me gustaría hacerte una pregunta ¿Y si ya fueras feliz?

La infelicidad y la desdicha actúan a veces como una droga que nos hace querer más. El que se siente víctima buscará siempre su dósis de fatalidad de una u otra forma. El que cree que el mundo le ha dado la espalda, seguirá buscando inconscientemente consecuencias fatales a todo lo que hace.

Lo que me gusta del budismo es que nos dice que todos somos diamantes, que todos somos luz, y la luz blanca, por definición, es perfecta. Lo que ocurre es que algunas personas hemos puesto un cristal oscuro o sucio entre la luz que somos y lo que mostramos al mundo. Y al final nos confundimos y creemos que somos la luz tenue que se puede ver al otro lado del cristal, olvidando que ese cristal no somos nosotros. Que nosotros somos luz, blanca. Tú eres luz.

A mí me gusta pensar de esta forma. Tú eres luz, blanca, perfecta. No hay nada de equivocado en ti, no hay nada malo, oscuro o de lo que tengas que avergonzarte. Eres la perfección más absoluta, el fruto de millones de años de evolución.

Quizás no te gustes ahora mismo…
O no te guste tu vida…
O no te gusten algunas de las personas con las que compartes tu vida…
O no te guste el lugar en el que vives…

Qué más da. Eso no eres tú. Tú eres luz y todo eso que te rodea o que a veces muestras al mundo, no eres tú. Tú eres mucho más, perfección absoluta y bella. Sí, belleza.

Tus circunstancias no son tú. Las personas que te rodean no son tú. La semana tan difícil que has tenido no eres tú. Nada de eso eres tú. No te confundas.

Todos nacemos perfectos, y seguimos siendo perfectos toda nuestra existencia. Lo único que ocurre a veces en ese tránsito es que nos confundimos y creemos que somos la luz tenue que se puede ver a través del cristal. Sin caer en la cuenta de que tu esencia no es esa luz tenue, es la que está detrás del vidrio.

Tú tienes tu canción, que te recuerda quien eres verdaderamente, y cuando te la recordamos las lágrimas caen por tu rostro, lo sé porque lo he visto cientos de veces, también en mí mismo. Entonces te das cuenta de que no eras todo lo que creías que eras, sino que eras parte de la perfección más absoluta. Hay quien le llama Dios a esa perfección. Aquí puedes escuchar tu canción.

Por eso creo que la felicidad es un estado de ánimo. Ese estado en el cual tú estás alineado con lo que eres, en el que tu personalidad está en sintonía con tu alma. Entonces te sientes dichoso, feliz y completo. Y hay brillo en tu mirada.

Quizás nuestro único papel en la vida, el único que tiene sentido sea provocar ese brillo en la mirada de los demás, lograr que los ojos que hay a nuestro alrededor brillen más. Pero para lograrlo necesitamos primero emprender un viaje interior, hacia nosotros, hacia nuestra luz. Porque en algún momento te olvidaste y te confundiste, y te perdiste. Yo también me perdí.

Quizás el único viaje que merezca la pena sea el viaje hacia el reencuentro contigo mismo/a ¿vas a iniciar ese viaje?

Sólo espero que cada día puedas descubrir un poco más de ti, que puedas acercarte más al centro de ti mismo, que puedas limpiar ese cristal que ahora no te deja ver. Comprobarás que detrás del mismo hay una luz. Perfección absoluta, amor incondicional, felicidad completa, luz blanca…llámalo como quieras. Es lo que las personas que mueren sienten justo antes de pasar a otro estado. Lo han testificado miles de personas de todo el mundo que han tenido una experiencia cercana a la muerte.

Esa luz blanca eres tú. No te pierdas durante los 80, 90 o 100 años que vives con nosotros. ¿Por qué no mostrar al mundo lo que ya eres?: eres felicidad.

¿Y si ya fueras feliz?

Que tengas un gran día.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris