Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La parte por el todo  

De la nada a la nada

Óscar Arce Ruiz
Óscar Arce
sábado, 9 de enero de 2010, 02:17 h (CET)
Decía Unamuno que no le preocuparon nunca las descripciones truculentas de las torturas en el infierno. Siempre le pareció mucho más aterradora la nada. La nada aquélla de la que venimos y a la que, temía, hemos de volver.

Es comprensible que su pregunta sea: ¿para qué? Independientemente de la respuesta que se le intente dar, la pregunta de alguien que se mueve de manera necesaria entre la nada y la nada siempre será ésa.

Es fácil encontrar razones apelando a la ‘fe del carbonero’, dando por supuesto que no hay salvación fuera de tal o cual congregación. La respuesta, en efecto, llega sola, casi sin ayuda y sin exigencias. Lo que no es tan fácil es preguntarse por la salvación misma.

Lo que preocupaba a Unamuno no era el camino hacia la salvación, sino que mucho creía que no existe ni premio ni castigo.

Si el final se junta con el principio y no es la vida sino seguir la trayectoria de la circunferencia, ¿para qué todo? ¿Por qué aferrarse a un sentido que reduce la complejidad y crea una realidad a la medida de la tragedia?

Creo que no tiene futuro la pregunta de para qué se hace lo que se hace, si es que lo que quiere conseguirse es una respuesta. Es el porqué lo que en última instancia mueve a la acción, pues aunque no sirva para nada está motivado por algo.

Ese motivo es el miedo. Hablo de motivos y no de razones, porque el miedo tiene muy poco que ver con la razón. Es por miedo por lo que buscamos un sentido comprensible y de potencial consuelo. No buscamos la verdad, sino la promesa.

Y vamos detrás de todo eso porque para la vida práctica es poco útil pensar en la nada como inicio y final de uno mismo. Para vivir hay que estar seguro de la necesidad de vivir. De otro modo se es un fantasma más que se mueve del punto A al mismo y vacío punto A.

Noticias relacionadas

El protocolo del juramento de cargo público

La fórmula de juramento para la posesión del cargo público ha ido sufriendo modificaciones al hilo de los cambios del régimen político en España, desde el año 1958 hasta 1979

Sentido positivo de las enfermedades

La enfermedad compartida con Jesús por la fe es una fuente de consuelo y de crecimiento espiritual

Tan solo unas horas antes (I)

La sanidad, es un bien universal, al que todos tenemos derecho. Pero, ¿vamos a recibir una sanidad de calidad, en la que se prime la medicina rural?

Ucrania eligió como su gobernante a un cómico a quien tomó en serio

Zelensky ha ganado con más del 70% de los votos a su rival, el actual presidente Petro Poroshenko

Carta abierta a Gloria Serra, columnista de La Vanguardia

“El primer paso de la ignorancia es presumir de saber” Baltasar de Gracián
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris